Los Angry Birds llegan al Everton rodeados de polémica

0
Angry Birds
Los Angry Birds ya lucen en la manga izquierda de la camiseta del Everton
  • Los fans del club británico entran en cólera después de filtrarse que la primera equipación podría abandonar su tradicional color azul para lucir el rojo tras el acuerdo firmado.

Ya es oficial. El Everton británico ha firmado un importante acuerdo de patrocinio con Rovio Entertainment que permitirá ver el logotipo de los conocidos Angry Birds en la manga izquierda del club londinense. Sin embargo la alianza, que debía ser motivo de satisfacción entre los aficionados, ha generado una importante oleada de críticas ante los rumores que han comenzado a circular acerca de la futura indumentaria del club.

Llegan los Angry Brids

La nueva unión entre ambas partes tuvo su debut oficial en el partido que disputaron el pasado domingo en Old Trafford el Everton ante el equipo local, el Manchetser United.

Fue por lo tanto la primera ocasión en la que pudo verse el nuevo logotipo de los Angry Birds en la manga de la camiseta azulona. No debemos olvidar que la actual temporada, la 2017-2018, es la primera campaña en la que los clubes de la Premier League pueden lucir patrocinio en las mangas de sus camisetas y los Toffees han sido el último club en firmar un acuerdo.

Polémico acuerdo

Sin embargo, lo que ha generado una enorme polémica ha sido el rumor que ha comenzado a circular entre la afición del Everton acerca de la letra pequeña que encierra el acuerdo firmado entre su club y Rovio Entertainment.

En esa letra pequeña, el club habría pactado la posibilidad de que, a instancias de Rovio Entertainment, la primera equipación de la entidad británica abandonara su tradicional color azul para pasar a lucir un uniforme completamente rojo en honor a uno de los colores de los conocidos Angry Birds.

Ante la enorme crisis que estaba alcanzando dicho rumor, desde el propio club han manifestado que no entra en sus planes alterar los colores tradicionales del primer equipo, unas manifestaciones que sin embargo no han logrado calmar a los aficionados ante el temor de un cambio que podría producirse en los próximos años.