Por primera vez, la UEFA dejará jugar la Champions a dos clubes con el mismo dueño

0
Escudos del Leipzig y del Salzburg
La UEFA permitirá participar al Leipzig y al Salzburgo en la próxima edición de la Champions League
  • El máximo organismo rector del fútbol europeo ha confirmado hace tan sólo unas horas que tanto el Red Bull Salzburgo como el RB Leipzig estarán en la próxima edición de la Champions.

Cuando nadie lo esperaba, y sobre todo, cuando todo el mundo daba por supuesto que la artimaña puesta en marcha por Red Bull para evitar que uno de los dos clubes de los que es propietario se quedara fuera de la Champions League la próxima temporada, la UEFA ha sorprendido a propios y extraños y ha anunciado que tanto el conjunto austríaco del Red Bull Salzburgo como el club alemán RB Leipzig podrán estar presentes en la próxima edición de la Champions League a pesar de tener como dueño principal a la misma compañía, la multinacional Red Bull.

Sí sin condiciones

Ya es oficial. La UEFA ha confirmado hace tan sólo unas horas que tanto el Red Bull Salzburgo como el RB Leipzig podrán competir en la próxima edición de la Champions League pese a que se vulnera uno de los principios máximos de las normas impuestas por la propia organización para esta competición: el que fija que no podrán participar dos clubes cuya propiedad recaiga en una misma compañía.

Así, y pese a tener una importante presencia en el accionariado de ambas entidades de la multinacional de bebidas energéticas Red Bull, la UEFA ha admitido de manera indirecta la última artimaña puesta en marcha por la citada compañía con el Red Bull Salzburgo, que llegó a cambiar el nombre del club e incluso modificar su escudo para “convencer” a la UEFA de que su presencia en el mismo era meramente testimonial y reducida, en todo caso, a un papel de patrocinador de la entidad.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


Serio precedente

Hace apenas un mes se producía la clasificación matemática del Leipzig alemán para la próxima edición de la Champions League, motivando un serio problema tanto para la UEFA, que debía haber aplicado de manera firme su reglamento, como sobre todo para la compañía Red Bull, propietaria del equipo que veía como, por la aplicación de esa normativa de la UEFA, la entidad debería renunciar a uno de los dos clubes de los que era dueña y que se habían clasificado al unísono para la próxima edición de la Champions League: el citado Leipzig y el Salzburgo austríaco.

Por tal motivo, la marca salió del accionariado del club austríaco hace ya algún tiempo aunque tan sólo de cara a la galería, puesto que sigue siendo el principal patrocinador del club y la firma que más dinero aporta a la entidad austríaca, siendo la principal base del presupuesto del Salzburgo.

Con este escenario, todo el mundo en el sector daba por hecho que finalmente sería, precisamente, el club austríaco el que, ante las evidencias, fuera el que participara en la próxima Champions League, toda vez que la UEFA era más partidaria de que así lo hiciera por ser el Campeón de Liga en Austria y clasificarse como tal para la Champions.

Sin embargo, lo que nadie esperaba es la decisión final de la UEFA de conceder autorización para ambas entidades a su participación en la próxima Champions, sobre todo por el serio y peligroso precedente que se abre. Esta actitud de la organización ha disparado todo tipo de rumores pero el que más fuerza está cogiendo en estos momentos es la más que posible llegada de Red Bull como patrocinador oficial del organismo europeo en los próximos meses como compensación a esta decisión, para muchos incomprensible, de la UEFA.