La NBA se prepara para otra batalla Under Armour – Nike

1
Curry - LeBron
La NBA ha vuelto a incrementar el tope salarial hasta los 99 millones de dólares
check out the best free wordpress themes
  • La Final de la NBA volverá a traer a escena la rivalidad Nike – Under Armour.

Una nueva final de la NBA con los Cavs y los Warriors con LeBronCurry como rutilantes estrellas en cada franquicia no ocultan la batalla que se libra detrás del escenario entre dos de las principales firmas de ropa deportiva del planeta: las multinacionales norteamericanas NikeUnder Armour.

Un peligro llamado Under Armour

A pesar de que nadie va a ocultar la enorme influencia que tiene una firma como la multinacional estadounidense Nike, con una importante presencia en deportes como el fútbol, el baloncesto, el football o el mundo del golf, por poner tan sólo unos ejemplos, de igual manera nadie oculta y pretende minorizar el enorme potencial que una marca relativamente joven como Under Armour está adquiriendo dentro del mercado estadounidense.

Con un crecimiento en los últimos años espectacular, un ritmo que no pueden alcanzar ni siquiera sus grandes rivales como Nike adidas, a la también compañía estadounidense le falta sin embargo asestar un golpe definitivo que le permita ubicarse de manera contundente en lo más alto de la mediaticidad de las marcas comerciales a nivel mundial. Y ese golpe definitivo pasa por un único hombre: Stephen Curry.

Otra oportunidad

La calidad y nivel de los embajadores del catálogo de Nike en el mundo del baloncesto nadie lo va a cuestionar a estas alturas: con una relación cada vez más extensa e importante que incluye a nombres como el de Kevin DurantLeBron James e incluso, aunque lleve tiempo retirado, el mismísimo Michael Jordan, se hace harto complicado el tratar de pensar que Under Armour pudiera ni tan siquiera tratar de rivalizar (no ya superar) el cetro de poder a Nike.

Sin embargo, ese análisis sería perfectamente válido si no fuera porque entre las filas de los embajadores de marca de Under Armour se encuentra uno cuyo nombre se escribe en letras mayúsculas: Stephen Curry, que él solito ha logrado disparar el valor de las acciones de la compañía además de alcanzar unas cifras de ventas con sus zapatillas y resto de merchandising que la marca ha lanzado al mercado sencillamente impresionante.

No obstante, en la compañía de Baltimore son conscientes de que necesitan algo más para poder poner en marcha una estrategia lo suficientemente competitiva que le permita asaltar con garantías el “Trono de Hierro” que ahora ocupa Nike. Y ese “algo más” le llega a la marca presidida por Kevin Plank en forma de una nueva final de la NBA donde, al igual que ocurriera el año pasado, todas las esperanzas de la compañía Under Armour pasan por tener previsto la mejor estrategia para, llegado el caso, saber explotar al máximo un potencial de triunfo de Curry y sus Warriors sobre LeBron y sus Cavs. Hace tan sólo doce meses, el triunfo de los Cavs, a pesar del favoritismo de los Warriors, convirtió a la franquicia de Oregon en un éxito casi tan importante como el anillo conquistado por los Cavs.

Ahora, el destino y Curry vuelven a dar una nueva oportunidad a los Warriors para poder desbancar a Nike del cetro de poder, una oportunidad que llega en forma de otra Final de la NBA, probablemente el mejor y más importante escaparate a nivel mundial dentro del mundo del baloncesto.