La condena a prisión de Messi, una prueba de fuego para adidas

0
Leo Messi
Leo Messi ha sido condenado en firme a 21 meses de cárcel
  • La justicia española ha ratificado de manera definitiva la condena a prisión de 21 meses del internacional del FC BarcelonaLeo Messi, por delitos de fraude fiscal y evasión de impuestos.

Hace tan sólo unos días la justicia española confirmaba lo que muchos en el entorno del barcelonismo y del propio Leo Messi se esperaban: la condena a 21 meses de cárcel al internacional argentino en su proceso judicial por delito de fraude fiscal y evasión de impuestos que desde hace tiempo se sigue contra él.

El juez considera sobradamente comprobado que el internacional argentino era consciente en todo momento de la trama empresarial para evadir impuestos que se había creado con el único objetivo de llevar los ingresos por derechos comerciales del argentino a paraísos fiscales.

Una prueba de fuego para adidas

La ratificación de la condena ha sentado como un auténtico jarro de agua fría en su club, el FC Barcelona, que rápidamente ha sacado un comunicado en el que manifiesta dar todo su apoyo al futbolista argentino en estos momentos tan difíciles.

Pero si complicada es la situación del internacional albiceleste, no lo es menos para la multinacional alemana adidas, firma que lo tiene en lo más alto de su catálogo de embajadores a nivel mundial y que ahora se debate en intentar poner en práctica la mejor estrategia para tratar de minimizar las consecuencias de esta sentencia.


¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

Disfruta de toda la actualidad del mundo del marketing deportivo cada mañana en tu email suscribiéndote a nuestra lista de correos.

¡FELICIDADES!

Ya estás dad@ de alta en nuestro sistema. A partir de mañana comenzarás a recibir toda nuestra actualidad en tu correo electrónico


¿Un embajador maldito?

De lo que trata de huir adidas es de la posibilidad de colgar al internacional argentino el cartel de Embajador Maldito al que tan acostumbrado están las firmas comerciales en los últimos años: es decir, representantes de las principales compañías comerciales, grandes estrellas del mundo del deporte todos ellos, que por sus actuaciones a nivel personal pueden llevar a la firma a una importante crisis de reputación de marca.

Pero la situación es delicada. El objetivo final es armar una estrategia lo suficientemente potente y exitosa a nivel mundial que intente aliviar el enorme lastre que supone tener en el catálogo de representantes de la compañía y en lo más alto del mismo a una estrella del deporte condenada en firma judicialmente a pena de prisión.

En la marca alemana saben que tienen que trabajar muy fino sobre esta cuestión puesto que cualquier paso en falso puede arrojarle al vacío de la que quizás pudiera ser la crisis de reputación más grande de la marca en mucho tiempo. Y mientras tanto, fuera del entorno de la compañía, en el sector se abre un debate importante: ¿qué pesa más, el rédito que genera Messi para adidas o el evitar tener entre sus filas a una estrella con condena en firme a pena de prisión? O dicho de otro modo, ¿debe adidas mantener en su catálogo de embajadores a una estrella condenada a 21 meses de cárcel?