El zasca de Nike a adidas en el NFL Combine: se batió el record… ¡y sin isla!

0
Chris Ross en el momento de encarar el récord
Ross batió el récord de las 40 yardas con botas Nike
  • La marca alemana había prometido la entrega de una isla como premio al jugador que batiera el récord  de las 40 yardas. La única condición: hacerlo con botas adidas.

Cada año, aficionados, medios de comunicación y representantes y agentes de deportistas y de franquicias tienen una cita marcada en rojo dentro de la NFL: el NFL Combine, una suerte  de  carta de presentación, de pre-Draft si se quiere llamarlo así en la NFL para conocer a las nuevas y grandes promesas que dominarán este deporte en el futuro.

Un evento Under Armour, con sabor a Nike y donde adidas también tiene su hueco

A muchos quizás no le suene demasiado, pero el NFL Scouting Combine es el gran escaparate de las promesas que se convertirán en futuras estrellas dentro del football americano y de la NFL, los jóvenes jugadores de las diferentes universidades que, durante una semana auden a una cita donde se congregan cientos de ojeadores, managers y entrenadores de todas las franquicias que integran la NFL, expectantes de ver y seguir las evoluciones de los mejores universitarios.

Y si a nivel deportivo despierta interés, a nivel de marketing deportivo ese mismo interés se desborda. Como muestra del enorme atractivo que genera en las marcas, valga un botón: el NFL Scouting Combine es un evento patrocinado por Under Armour en virtud del acuerdo que tiene con la NFL,  en el que se respira Nike por los cuatro costados y al que adidas asiste como invitada de lujo a través del recurso del ambush marketing,  una estrategia que le ha funcionado y realmente bien en los últimos años.

Un récord inesperado

Este año la propia adidas se puso el listón muy alto: si hace tan sólo doce meses la marca alemana ofrecía hasta casi un millón de dólares para el que lograra batir el récord de las 40 yardas, en esta edición la compañía, en su afán de ganar protagonismo a costa del evento, recompensaba al triunfador que lograra batir el récord que estableciera Chris Johnson en el año 2008 con…¡¡¡una isla!!!.

El efecto fue inmediato: medios de comunicación, especializados  y no en marketing deportivo, se hicieron eco de la noticia con lo que el objetivo estaba logrado. adidas, una vez más, se había logrado colar en un evento patrocinador por Under Armour y “supervisado” por Nike y donde en principio no había cabida para la firma germana.

Sin embargo, el destino reservaba una maquiavélica jugada para la firma alemana que ha devuelto su estrategia con toda la fuerza de un boomerang contra ella misma. El pasado sábado un jovencísimo receptor de los Huskies de WashingtonJohn Ross, se convertía en el jugador más rápido en la historia del NFL Scouting Combine tras correr las 40 yardas en 4.22 segundos, mejorando así en dos centésimas el tiempo que lograra Chris Johnson en el año 2008.

El zasca de Nike a adidas

Pero si enorme fue la repercusión que en el plazo deportivo tuvo dicha gesta, a nivel extradeportivo, dentro del mundo del marketing deportivo, se estaba librando otra interesantísima batalla que estaba por decidir.

Cuando nadie lo esperaba, uno de los citados al evento, John Ross, lograba batir el récord. En ese mismo instante, todas las miradas se giraron hacia adidas y su apuesta, a la que la gesta cogió verdaderamente desprevenida. ¿Entregaría su isla?

Pero adidas no estaba para demasiadas bromas. Y todo porque su estrategia, diseñada para una mayor notoriedad de la firma, se le estaba volviendo completamente en contra. Ross logró su récord calzando unas botas de la marca rival de adidas, Nike. Al ser preguntado por qué no corrió con botas adidas para llevarse la recompensa de la isla, fue bastante explícito y directo: “no nado muy bien y tampoco tengo barco ¿para qué quiero una isla?”.

Pero no acababan ahí los golpes para adidas. Nada más conseguir el récord, al poco tiempo Nike daba la bienvenida a Ross al equipo de embajadores oficiales de Nike, con un tweet con una importante carga para su gran rival adidas y con un mensaje que se puede resumir así: ¿quién quiere una isla cuando puedes fichar por Nike?.

Tweet de presentación de Ross con Nike

Tweet de Nike contra adidas y su isla