Umbro enciende a los seguidores del Guadalajara

0
CD Guadalajara
Camiseta del CD Guadalajara con las coordenadas del estadio de Chivas, en México
  • La marca británica confunde al equipo español con su homónimo mexicano e imprime en sus camisetas las coordenadas del estadio de Chivas.

Estaba llamado a ser una de las grandes acciones de marketing de esta temporada de la marca Umbro con un modesto club español, el CD Guadalajara, que milita en la actualidad en la Tercera División. Sin embargo, un error de la compañía británica ha logrado meter a la firma y al propio club en una importante crisis de reputación con sus aficionados de la que va a costarle salir.

Las coordenadas, en la camiseta

Una de las grandes novedades de la nueva camiseta del CD Guadalajara para la presente temporada era el poder ver, en el reverso del cuello de la misma, las coordenadas del estadio del club impresas. Así lo habían decidido la firma británica Umbro, sponsor técnico de la entidad, junto con los responsables de la misma, en una acción de marketing orientada a incrementar las ventas y a generar engagement a través de las redes sociales.

Sin embargo, un error de la compañía ha hecho saltar las alarmas tanto en la firma como en el club, error que ha sumido a ambos en una importante crisis de reputación en redes sociales con sus aficionados como protagonistas, unos seguidores que han sido los encargados de destapar la enorme pifia que tanto marca como club han cometido.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


El estadio de Chivas, México

La iniciativa era, como decimos, uno de los grandes reclamos de la nueva camiseta del CD Guadalajara para la nueva temporada. Y todo apuntaba a que tanto club como marca trabajaban en la línea correcta sino hubiera sido por un simple detalle: la firma confundió la ubicación del club español y estampó en la camiseta las coordenadas del estadio del club Guadalajara… ¡mexicano!, el mítico Chivas de Guadalajara.

El error, que fue sacado a la luz por los propios aficionados de la entidad española, ha dejado tanto a la marca como a la entidad sumida en una importante crisis de reputación cuyas consecuencias aún son difíciles de imaginar pero que, a simple vista, puede generar un importante trastorno económico en las ventas de las mismas. Ni marca ni club han querido pronunciarse al respecto mientras que la indignación entre los seguidores de la entidad sigue en aumento.