Viagra abandona la publicidad en la NFL

0
Uno de los anuncios de Viagra en la NFL
Pfizer ya no anunciará más Viagra en los programas de la NFL
  • El fin de la patente del medicamento ha propiciado un reajuste en la estrategia comercial de la compañía que pasa por el abandono del patrocinio de la NFL.

Pfizer, compañía farmacéutica estadounidense líder en investigación biomédica, y propietaria de uno de los medicamentos que más han revolucionado la industria en los últimos años, la Viagra, va a poner fin a una de sus estrategias comerciales más ambiciosas y con mayor repercusión dentro del mundo del deporte, la NFL.

30 millones de dólares

Sólo el año pasado, la compañía gastó más de 30 millones de dólares en anunciar su producto estrella, la Viagra, en programas televisivos de la NFL, un dinero que se ha esfumado de repente después del cambio de estrategia comercial de la compañía que supondrá que esta nueva temporada no gaste ni un sólo dólar en promocionar dicho producto a través de esos programas de televisión.

La medida es un duro golpe tanto para las cadenas de televisión que transmiten los partidos (la NBC, ESPN, Fox o CBS) como para la propia NFL, puesto que el producto era uno de sus 50 sponsors más importantes.


¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

Disfruta de toda la actualidad del mundo del marketing deportivo cada mañana en tu email suscribiéndote a nuestra lista de correos.

¡FELICIDADES!

Ya estás dad@ de alta en nuestro sistema. A partir de mañana comenzarás a recibir toda nuestra actualidad en tu correo electrónico


Fin de la patente

La causa dada por Pfizer es puramente práctica: llega el final de la exclusividad de la patente del medicamento, exclusividad que ha tenido durante los últimos veinte años, y la compañía considera que es el momento adecuado para un cambio de estrategia comercial, puesto que con ello el mercado se liberalizará y el precio de dicho medicamento caerá de forma importante.

Esa bajada de precio es motivo suficiente para la compañía para no seguir gastando millones de dólares en publicidad. Y el principal afectado es la NFL, que tenía una audiencia televisiva cuyo principal protagonista era el varón de unos 50 años de edad, target fundamental para la compañía para tratar uno de los problemas básicos y normales en este rango de edad: el de la disfunción eréctil.