Otra decepción: las Curry 4 siguen sin llegar al mercado

1
Stephen Curry
Las nuevas zapatillas de Under Armour y Stephen Curry no llegarán al mercado hasta el próximo 18 de noviembre
  • La marca norteamericana tenía previsto comenzar a distribuir entre las tiendas oficiales las nuevas zapatillas de su icono en la NBA, Stephen Curry, el pasado viernes, hecho éste que finalmente no ocurrió.

Desconfianza, estupor y hasta cierto punto, una buena dosis de incredulidad. Esta es la sensación generalizada que la industria de las zapatillas de baloncesto tiene respecto a los continuos retrasos que la firma norteamericana Under Armour lleva acumulando respecto al lanzamiento de las esperadísimas Curry 4, las nuevas zapatillas del base de los Warriors y el principal embajador de la compañía estadounidense dentro del universo NBA.

Más retrasos

La última gran decepción en este sentido llegó el pasado viernes. Para ese día estaba fijado que la compañía de Baltimore comenzara a suministrar a las tiendas y distribuidores oficiales ejemplares de las nuevas zapatillas para su inmediata puesta a disposición de los aficionados que desearan adquirirlas.

Sin embargo, este hecho jamás se produjo. Y en su lugar, la compañía se limitó a remitir un comunicado oficial interno a compañías como Foot Locker Dicks Sports Goods Inc., en las que les informaba su retraso aunque sin llegar a especificar cuáles eran los verdaderos motivos del mismo.

Hasta el 18 de noviembre

La nueva fecha de entrega ha sido fijada para el próximo 18 de noviembre aunque la verdadera cuestión que intriga ahora al sector son conocer las verdaderas razones que han motivado otro retraso más.

Dentro del sector ha comenzado a extenderse que el rumor de que los verdaderos motivos de este nuevo retraso serían un cambio en el diseño de última hora después de comprobar, a través de pruebas internas, que la aceptación de las nuevas Curry 4 no habrían contado con el favor de los aficionados, que en esas pruebas internas no habrían mostrado gran interés por las mismas.

Sea como fuere, Under Armour sabe que se juega mucho con las nuevas zapatillas de su ídolo. Después del enorme fracaso en ventas de las Curry 3, las Curry 4 se han convertido en la verdadera prueba de fuego de la apuesta de la compañía por el mundo de las zapatillas en el baloncesto. Un nuevo fracaso provocaría la salida, casi definitiva, del sector por la puerta de atrás de una compañía que no vive sus mejores momentos.