Nike intentará bajar de las dos horas en Maratón este fin de semana

0
Breaking-2 Nike
Nike intentará bajar de las dos horas el tiempo de la Maratón este fin de semana en Monza
  • La marca estadounidense pondrá en marcha durante este fin de semana su reto Breaking-2 con el que intentará bajar de las dos horas en una de las pruebas reinas del atletismo

Todo está previsto. La multinacional estadounidense Nike ya tiene engrasada toda su maquinaria para intentar, durante este fin de semana, lograr uno de los grandes hitos que lleva buscando el atletismo moderno desde hace años: bajar de las dos horas en la disputa de la Maratón, una gesta que hasta no hace muchos años parecía una verdadera quimera.

El circuito de Monza, testigo de lujo

2h2’57”. Ese es el tiempo, logrado por Dennis Kimetto en el año 2014 en la Maratón de Berlín, que figura en la actualidad como récord del mundo de la Maratón y que la firma se ha propuesto batir no sólo obteniendo un crono inferior a dichos dígitos sino, bajándolo de las dos horas.

Así, la marca italiana quiere realizar su primer asalto este mismo fin de semana en el circuito de Monza con un trío de lujo que serán los encargados de intentar conseguir dicho objetivo: el keniata Eliud Kipchoge, vigente campeón olímpico; el etíope Lelisa Desisa y el eritreo Zersenay Tadese, tres corredores de primerísimo nivel que además contarán con la ayuda de “liebres” de lujo y que tienen como objetivo reducir una media de dos segundos por cada 400 metros.

Riesgo a la imagen de Nike

En Nike todo son nervios. Se ha trazado un minucioso y estratégico plan con el único objetivo de alcanzar su meta. De hecho, incluso la elección del escenario, Monza, se ha realizado de manera estratégica, puesto que las condiciones climatológicas previstas para estas fechas en el circuito italiano son las ideales para una menor incidencia del calor sobre los corredores.

Nike se juega mucho. Y lo sabe. Las prisas por intentar acometer dicho récord pasan por el hecho de que su gran rival, adidas, trabaja en un proyecto similar aunque aún no tiene fecha ni nombres para su intento. Los tres embajadores de Nike tienen en sus manos el futuro de la marca a nivel de imagen dentro del atletismo, un futuro que puede ser golpeado duramente en esos términos de imagen en el supuesto de no conseguirlo y que ya vivió un primer gran varapalo con las declaraciones del etíope Kenenisa Bekele, embajador de Nike y que utilizó precisamente las zapatillas que específicamente la marca ha diseñado para este reto, las Nike Zoom Vaporfly Elite, al término de la Maratón de Londres recientemente celebrada.

Ese riesgo se multiplica de manera exponencial además puesto que la marca obtenida no contará con el beneplácito de la Federación Internacional de Atletismo, puesto que la prueba no estará homologada y que cuenta, además, con las críticas de muchos detractores, que consideran un “dopaje tecnológico” el intento de récord que planea la firma.