Lavar Ball creará una marca para luchar con Nike

0
Lavar Ball
El padre de Lonzo Ball ha amenazado a Nike con crear su propia marca
  • El polémico padre del que está llamado a ser una de las estrellas en el próximo Draft de la NBA ha anunciado que competirá de tú a tú con Nike con su propia marca de ropa deportiva

“Lavar Ball es lo peor que le ha podido pasar al baloncesto en el último siglo”. Con estas palabras se despachaba hace tan sólo unos días George Raveling, director ejecutivo de Nike, en la disputa que la marca estadounidense lleva manteniendo desde hace meses con el padre de la que sin lugar a dudas será una de las grandes estrellas del próximo Draft en la NBA.

Una marca para competir con Nike

Las declaraciones no parecen haber sentado nada bien al polémico ex jugador de football y padre de tres jugadores de baloncesto, los hermanos Ball, que están llamados a hacer grandes cosas dentro del baloncesto mundial.

Así, Lavar Ball no dudó en responder que si no había pasado nada así en 100 años eso no hacía más que corroborar que estaba en el buen camino. Y para concluir, Ball reforzó su discurso afirmando que crearía una marca propia que haría la competencia a la mismísima Nike.

Los hermanos del billón de dólares

Hace tan sólo unas semanas, Nike mostró interés por hacerse con Lonzo Ball, un jugador llamado a ser una de las grandes referencias dentro de la NBA en los próximos años. Ese interés de Nike no quiere decir que esté dispuesta a hacer locuras para incorporar al jugador. O al menos así lo manifestaba uno de sus fundadores, Phil Knight, que afirmó que estaban interesados, sí, pero no a cualquier precio.

Las manifestaciones de Knight respondían a las declaraciones del padre del futuro crack, el ex jugador de footballLavar Ball, que había puesto precio no sólo a Lonzo Ball sino a un pack con sus tres hijos: Lonzo y sus dos hermanos menores, LiAngelo LaMelo, ambos aún en la escuela secundaria. La cifra, mareante: 1.000 millones de dólares1 billón de dólares por asegurarse tres jugadores que no han disputado ni un solo minuto aún en la NBA y cuyas aspiraciones a ser estrellas de la mejor liga de baloncesto del mundo son, por ahora, sólo eso: aspiraciones.

De hecho, el progenitor daba incluso las claves para facilitar la operación a Nike“No es necesario que (Nike) nos abone el total ahora: puede abonarnos en cómodos plazos de 100 millones de dólares durante los próximos diez años”.