La gran triunfadora en los Oscars fue… ¡Nike!

1
1421
Michael J. Fox y Seth Rogen en la Gala de los Oscars
Nike estuvo muy presente en la última Gala de los Oscars
  • La marca se coló en la reconocida entrega de premios gracias a Seth Rogen y su puesta en escena recordando a Regreso al Futuro, llegando a la gala en un Delorean junto a Michael J. Fox

Ni La La Land ni Moonlight. La gran triunfadora de la última edición de la Gala de los Oscars fue una marca de ropa deportiva, una de las más importantes del mundo, que obtuvo una notoriedad y repercusión a nivel mundial que muy probablemente le hubiera costado una cantidad muy importante de dinero de haberlo preparado de manera estratégica y posiblemente no habría obtenido la misma resonancia que de esta manera.

Homenaje a Regreso al Futuro

Para unos La La Land. Para otros, Moonlight. Sin embargo, todos coinciden en lo mismo: la gran triunfadora dentro del terreno del marketing en la última Gala de los Oscars no fue otra que la firma estadounidense Nike, que tuvo su momento gloriosamente durante la presentación del premio al mejor montaje.

Subidos en el ya mítico Delorean de Regreso al FuturoMichael J. Fox Seth Rogen llegaron al Dolby Theatre en un gran homenaje a la película de referencia. El público no cesó de aplaudir al mítico Michael J. Fox. El equipo de Hasta el último hombre consiguió la estatuilla al mejor montaje y todo quedó en un tributo entrañable a Regreso al Futuro.

Nike, la gran triunfadora

Sin embargo, para Nike hubo algo más. Seth Rogen pidió llegar a la gala con las míticas Air MAG, las zapatillas que lleva Marti McFly en la película que se atan solas de la marca Nike y que la firma ha puesto recientemente a la venta. Y este inocente, aparentemente, gesto le ha reportado a la compañía un importante rédito comercial en términos publicitarios.

Esa breve aparición, que para muchos incluso pasaría desapercibida, habría tenido un coste estimado para Nike de haberlo contratado de casi 600.000 dólares por los escasos segundos que apareció en escena. Sin embargo, desde la compañía se desmarcan de la intencionalidad y afirman que no contrataron nada sino que se limitaron a complacer a Seth Rogen y colaborar en el montaje final de la escenificación prevista.

Para mayor realce, las cámaras mostraron primeros planos de las zapatillas mientras Michael J. Fox y Seth Rogen hablaban, una publicidad impagable que cerró para Nike una noche redonda.