Cristiano, de adidas en rueda de prensa: el último golpe a Nike en una temporada para olvidar

0
Cristiano Ronaldo en rueda de prensa
Cristiano Ronaldo con el logotipo de adidas en la rueda de prensa tras la Final de la Champions
  • La supremacía de adidas en la Final de Champions fue tal que ni siquiera el hecho de que todos los goleadores fueran embajadores de Nike permitió a la marca norteamericana tener algo de protagonismo.

Lo veníamos advirtiendo en los días antes a la disputa de la gran Final de la Champions League: si había alguien que ya había ganado la Final sin ni tan siquiera llegar a disputarse esa no era otra que la marca alemana adidas. Sin embargo, el desarrollo de la Final y el postpartido fue aún mucho mejor para los alemanes de lo que en principio vaticinaban.

adidas por todos lados

Estaba escrito. Era la Final soñada por la marca adidas hace ahora justo casi un año, cuando echó a andar la edición de la Champions League que tuvo su punto y final el pasado fin de semana. Una Final con dos contendientes vestidos por la marca adidas, Juventus Real Madrid, celebrada en  un país patrocinado por adidasGalescon el icono de dicha selección disputando el encuentro en uno de los dos contendientes, Gareth Bale, también embajador de adidas, y, cómo no, en un torneo, la Champions, del que adidas es su principal patrocinador.

Pocas cosas podían suceder para que, al final, adidas no se llevara el protagonismo como ya sucediera en otras ocasiones (recordemos el Mundial de Brasil, con dos contendientes adidas, Argentina Alemania, y donde el gol de la victoria alemana lo marcó un embajador de NikeMario Götze, lo que eclipsó sobremanera el incuestionable dominio de adidas en dicha final). Y a esa posibilidad era la que se agarraba con fuerzas la firma estadounidense: que cualquiera de sus protagonistas adquiriera en la Final tal presencia que encumbrara a la firma norteamericana y quedara en un segundo plano el dominio de adidas.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


Cristiano mató a Nike

Y a punto estuvo de volver a repetirse una situación como la vivida por adidas en el Mundial de Brasil: con todo completamente a su favor, apareció la legión de embajadores de Nike para hacer su parte del trato. Así, los cinco goles que se marcaron el fin de semana en Cardiff llevaron la firma de embajadores de Nike: Mario Mandžukić (Nike Hypervenom Phantom III);  Cristiano Ronaldo (Nike Mercurial Superfly V CR7); Casemiro (Nike Mercurial Vapor XI) y Marco Asensio (Nike Mercurial Superfly V).

Pero el sábado todo estaba perfectamente alineado para que adidas acabara saboreando las mieles del triunfo en una temporada en la que ha arrasado, literalmente, a su gran rival Nike. Y si bien esos goleadores pudieron darle en algún momento algo de vida a Nike entre el tsunami adidas, el golpe definitivo a la firma norteamericana se lo dio, precisamente, su principal embajador: el internacional portugués Cristiano Ronaldo,  elegido MVP de la Final, que acudió a la rueda de prensa con la camiseta que adidas había preparado para festejar la Champions número 12 del Real Madrid. Es más que evidente que el futbolista, por imposición de su club, debió ponerse dicha camiseta pero el ver a Cristiano Ronaldo en una rueda de prensa con el logotipo de adidas (sin ser la camiseta oficial del Real Madrid) en su pecho fue el golpe definitivo que le faltaba por vivir a Nike para cerrar una temporada que, en el mundo del fútbol, sin duda alguna ha sido para olvidar.