adidas también la pifia en Colombia con la nueva camiseta de la Selección femenina

0
Colombia
La modelo Paulina Vega y el futbolista James Rodríguez presentan las nuevas camisetas de la selección de fútbol de Colombia
  • La compañía alemana, envuelta en una enorme crisis de reputación en España por la camiseta de la Selección para Rusia 2018, también tiene serias dificultades para mantener su imagen en Colombia después de la última polémica con la nueva camiseta de la Selección Femenina.

A buen seguro a la marca alemana adidas le va a costar, y mucho, la estrategia marcada para la promoción y presentación oficial de las nuevas equipaciones de las selecciones a las que viste y planificadas para ser sacadas a la luz en la última semana.

La polémica como punto de partida

La firma alemana lleva varios días promocionando a nivel mundial las que serán las nuevas equipaciones que ha diseñado la compañía para las selecciones a las que equipa durante los próximos años.

Sin embargo, esta estrategia se ha visto seriamente empañada después de la enorme polémica surgida en España con la nueva camiseta de la Selección Española de Fútbol para el próximo Mundial de Rusia 2018, fruto del enorme clima de crispación política que se vive en el país desde hace unos meses.

La crisis llega a Colombia

Pero no es el único frente que tiene abierto la marca y que puede pasarle una seria factura, al menos en términos de imagen, durante los últimos días. La polémica también ha sido el santo y seña de la estrategia puesta en marcha en Colombia para promocionar las nuevas equipaciones de las Selecciones Masculinas y Femeninas de fútbol.

Así, las redes sociales colombianas se han llenado de críticas después de que la marca alemana obviara la presencia de internacionales en la presentación oficial de la camiseta de la Selección Femenina de Colombia y haya elegido, para dicha presentación, a modelos y ex reinas de la belleza.

Rápidamente integrantes de la Selección Femenina han manifestado sus quejas a través de las redes sociales, unas quejas que han tenido apoyo en la propia Federación Colombiana de Fútbol, que ha derivado toda la responsabilidad del acto y su organización a la marca alemana adidas, que aún no se ha pronunciado al respecto mientras intenta salir airosa de su segunda gran crisis de imagen en apenas unos días.