Nike dudó que Jordan fuera una buena imagen para la marca

1
Michael Jordan
Nike también tuvo serias dudas sobre si Jordan era el embajador de marca ideal para la compañía
  • Se acaba de conocer que, en su momento, la firma norteamericana tuvo serias dudas acerca de si Michael Jordan sería el embajador adecuado para su marca.

Todo el mundo conoce la historia de Michael Jordan. El chico que fue rechazado por varios equipos por ser considerado demasiado bajo para triunfar en el mundo del baloncesto. Esas dudas, sin embargo, no sólo existieron a nivel deportivo. A nivel comercial, el jugador también suscitó sus dudas entre las firmas de ropa deportiva. Ahora, acabamos de conocer según ha filtrado a la prensa el propio Spike Lee que ni la propia Nike tuvo muy claro desde el primer momento que Michael Jordan fuera el embajador ideal para su compañía.

Curiosidades

El mundo del deporte está lleno de curiosidades, algunas de las cuales se llegan a conocer muchos años después. Otras, ni siquiera eso. El mundo del marketing deportivo, también. Hoy, varios años después, conocemos historias que ahora nos parecen poco menos que increíbles pero que en su momento llegaron a tener su razón de ser. A LeBron James no lo quisieron en adidas porque temían arriesgar una inversión tan importante como la que había que poner encima de la mesa para quedarse con sus servicios como embajador de marca por un jugador que daría el salto directamente a la NBA desde el instituto, sin pasar por su etapa universitaria.

Stephen Curry fue rechazado por Nike porque consideraban que apenas tendría futuro dentro de la NBA, ni como jugador, ni mucho menos como embajador comercial de su marca a nivel mundial. Ahora, acabamos de conocer que el gran Michael Jordan, el ex jugador que más dinero gana aún retirado en la NBA gracias a sus contratos comerciales y que reporta millones de dólares a la firma norteamericana Nike, no siempre fue bien visto en la marca del swoosh.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


Mala imagen para la compañía

Según ha confesado el conocido Spike Lee en una entrevista a la prensa norteamericana, la relación entre Michael Jordan Nike no siempre fue tan idílica. Y no sólo por lo que podía representar el jugador a nivel deportivo. Recordemos que incluso los propios Bulls tenían sus dudas por un jugador al que eligieron poco menos que como descarte en el Draft puesto que lo que realmente buscaban era un pivot y Jordan era demasiado alto para “jugar de dos” y demasiado bajo para hacerlo “de tres”. Incluso lo consideraban demasiado individualista para llevar a un equipo al triunfo.

Todo ello generó serias dudas en la marca estadounidense que veían demasiado arriesgado apostar por un jugador con esa carta de presentación a nivel deportivo. Sin embargo, la decisión de Phil Knight de elegir a Jordan fue mucho más complicada todavía. No solo existía el problema de imagen a nivel deportivo sino otros problemas de índole racial. En el seno de la compañía, con esos antecedentes deportivos, no veían demasiado claro además que un jugador negro fuera la imagen adecuada de la compañía para la América blanca en particular y para el mercado en general.

Lee asegura que fueron no pocos los asesores los que trataron de quitar de la cabeza la idea de Knight de convertir a Jordan en embajador global de la marca. Hoy es una de las marcas más reconocidas del mundo. Las zapatillas con su conocido logotipo, el Jumpman, se venden a millones cada año y la firma matriz, Nike, obtiene cientos de millones de dólares anuales. Curiosidades que, quién sabe, pudieron haber cambiado la historia del baloncesto y del marketing deportivo.