LeBron es claro: la temporada debe seguir

0
NBPA
  • La estrella de los Lakers salió en el día de ayer al paso de unas supuestas manifestaciones de propietarios de franquicias y algunos jugadores en las que solicitaban que la NBA diera por finalizada la temporada.

En medio del mar de dudas que se vive en la NBA respecto a la actual temporada, con voces tanto a favor de que la misma continúe como voces a favor de que se ponga fin a la misma lo antes posible, una de las grandes estrellas de la liga, el crack de los Lakers, LeBron James, ha sido bastante claro respecto a sus intenciones para esta campaña.

La temporada debe continuar

Ni yo ni ninguno de mis compañeros quiere que la temporada se dé por finalizada. Todos somos partidarios de que la misma se reanude lo antes posible con todas las garantías sanitarias para que ello pueda ser posible. en estos términos se pronunciaba hace tan solo unas horas a través de sus redes sociales Lebron James, unas manifestaciones que venían a salir al paso sobre los rumores, cada vez más insistentes, de la existencia de un grupo de propietarios (cada vez mayor) y de jugadores que serían partidarios porque Adam Silver, en el día de hoy, diera por concluida la actual campaña.

Se convierte, de este modo, en una de las voces con mayor fortaleza dentro de la NBA que aboga, indisimuladamente, por continuar lo que resta de temporada, con las garantías sanitarias debidas, y que viene a ejercer como contrapeso a la postura cada vez más extendida dentro de los propietarios de las franquicias de dar por concluida la liga.

En todo caso, pérdidas

Cada vez son más los dueños de las franquicias que clarifican su postura. Y casualmente la mayoría de estas posturas van orientadas a que se dé por concluida la temporada. Las alternativas que hasta ahora ha ido proponiendo la NBA pasaban todas por disputar los encuentros sin público, lo que se traduce en la mayoría de los casos, en una pérdida sustancial por parte de dichas franquicias de los ingresos que hasta ahora venían obteniendo de patrocinadores y casas comerciales, una merma en ingresos que a su vez daría lugar a pérdidas multimillonarias, mucho más graves de las que obtendrán, sí o sí, de darse por acabada la competición.

Frente a esta postura, la de los jugadores. El sindicado de jugadores reconoce abiertamente que dar por finalizada la temporada supondrá una merma en la nómina de los jugadores que, conjuntamente, podría rondar los 800 millones de euros en sueldos y salarios (sin contar la parte que corresponda por ingresos comerciales). Ahora mismo ya están perdiendo del orden del 25% de su nómina con el obligado parón.