El coronavirus va a dejar un agujero de 150 millones en el presupuesto del Barcelona

0
barcelona
  • La reducción de ingresos que le provocará el cese de la actividad desde el inicio de la crisis del coronavirus va a generar un importante agujero económico en la tesorería del club.

La crisis del coronavirus va a provocar un daño económico importante en las economías de muchas de las principales entidades deportivas de todo el mundo. Una de ellas, el FC Barcelona, ya se afana en intentar equilibrar unas cuentas que tiene que presentar dentro de apenas un mes con un presupuesto que tiene un importante agujero generado por la pandemia: alrededor de 150 millones de euros.

Impacto brutal

Medios de comunicación de Barcelona muy próximos a la directiva catalana informan estos días que el club ha elaborado un estudio sobre el impacto que la crisis del coronavirus va a dejar en los ingresos de la entidad y el resultado no es, ni mucho menos, esperanzador. Aún reconociendo que dicho impacto aún no ha tocado su máxima expresión, en el club reconocen abiertamente que se dejarán de ingresar alrededor de 150 millones de euros.

La cantidad procede del cese de ingresos procedentes de sus tiendas oficiales, la clausura temporal de su museo, con millones de visitantes al año, la paralización de la actividad en sus academias de todo el mundo o el cese de ingresos procedentes de la venta de entradas por la suspensión de las diferentes competiciones en las que el club está inmerso.

Objetivo: minorizar las pérdidas

Con este punto de partida, la entidad ya trabaja a contrarreloj con el único objetivo de intentar minorizar el impacto que el coronavirus va a provocar en su presupuesto. Para ello, no ha dudado en poner en marcha medidas que no han gustado del todo entre sus integrantes, como el expediente de regulación temporal de empleo al que sometió a trabajadores y deportistas de todas las secciones del club.

Sin embargo, esta medida, a pesar de la polémica generada, «apenas» reportará unos 40 millones de euros en términos de ahorro a la entidad. El club ya negocia también con los operadores de televisión, cuyos ingresos anuales dejan en la tesorería unos 150 millones de euros y donde la pérdida por la suspensión, aún cuando se televisen los encuentros pendientes una vez se reanude la competición, alcanzará entre 30 y 40 millones de euros.

La directiva trabaja como decimos en encontrar medidas que palien la situación aunque a nivel interno reconocen la enorme dificultad de encontrar ingresos extras que vengan a compensar esos 150 millones de euros de pérdida. Tan solo alzarse con la Champions League vendría a mitigar una situación con la que el Barcelona tendrá que convivir en la presentación de sus próximos presupuestos.