Williamson pide ahora anular su contrato con Prime Sports

0
williamson
  • Los abogados del rookie de los Pelicans solicitan al juez que anule el contrato que le unía a Prime Sports durante su etapa universitaria, agencia que ha llevado al jugador a los tribunales tras fichar por Creative Artists Agency (CAA).

La demanda que ha llevado a los tribunales al que fue elegido número 1 en el Draft del año 2019 por los Pelicans, Zion Williamson, va camino de convertirse en un verdadero culebrón. El último giro de rosca al que estamos asistiendo es la decisión de los actuales abogados del jugador de solicitar al juez que lleva el caso la anulación del contrato que el jugador tenía con Prime Sports durante su etapa universitaria.

Contrato nulo

El argumento en el que se basan dichos abogados es que el acuerdo de su cliente no era válido desde el mismo momento de su firma toda vez que Gina Ford, una de las partes de Prime Sports Marketing, no era un agente registrado en Carolina del Norte cuando se firmó la alianza.

Esta nueva estrategia es considerada clave en la demanda que la propia Prime Sports Marketing interpuso en los tribunales norteamericanos contra Zion Williamson al considerar que el jugador, durante su último año de etapa universitaria, incumplió los términos fijados en su contrato al dar por concluido de manera unilateral el acuerdo que les unía para pasar a formar parte de una de las agencias de representación de jugadores más importantes de todos los Estados Unidos, Creative Artists Agency, CAA, justo antes de ser elegido número uno en el Draft de 2019 por los Pelicans.

Acuerdos comerciales siendo universitario

El asunto no tendría más relevancia de la que tiene sino fuera por un hecho clave que puede acarrear a la carrera de Zion Williamson muchos problemas, tal y como contamos en Marketing Deportivo MD hace tan solo unos días. Durante una de las vistas de dicho juicio, Prime Sports Marketing llegó a solicitar al jugador que admitiera que tanto su madre como su padrastro firmaron acuerdos comerciales y exigieron y recibieron obsequios y dinero de firmas tan importantes como Nike o adidas para influir a la hora de utilizar productos de dichas marcas. Y todo ello durante su etapa universitaria.

Para entender la envergadura del asunto, hay que recordar que la NCAA prohíbe de manera tajante la celebración de acuerdos comerciales de las futuras estrellas del deporte estadounidense durante su etapa universitaria, una prohibición que precisamente durante estos días está siendo estudiada con el objetivo de flexibilizar dicha imposición.