Demandan a Zion Williamson por acuerdos publicitarios durante su etapa universitaria

0
zion williamson
  • Su anterior agencia de representación ha presentado una demanda ante los tribunales para que el jugador reconozca haber tenido contactos comerciales durante su etapa en la universidad

La que en su día fuera agencia de representación de la joven estrella de los Pelicans, Primer Sports, ha presentado una demanda en un juzgado estadounidense en la que solicita que el que fuera su representado reconozca haber tenido contratos y contactos comerciales y publicitarios con Nike, con adidas y con la Universidad de Duke durante su etapa universitaria, algo prohibido en la NCAA y que podría suponer un punto de partida para un posterior juicio mucho más amplio en torno a una serie de movimientos que muchos destacan como «poco claros» alrededor de la joven estrella de los Pelicans en su etapa universitaria.

Dinero y regalos para ficharlo

En la demanda interpuesta por Prime Sport se solicita que el jugador admita que tanto su madre como su padrastro solicitaron y recibieron importantes regalos y sumas de dinero (además de otros beneficios que no se especifican en dicha demanda) por parte de importantes firmas comerciales como adidas o Nike e incluso de la propia Universidad de Duke en un intento de todas esas entidades por influenciar a la estrella en ciernes acerca de las decisiones a tomar en su futuro, como que el jugador se decidiera por Duke como su universidad o firmara, una vez llegado al profesionalismo, con adidas o con Nike.

El actual crack de los New Orleans Pelicans acabó jugando en Duke antes de ser elegido como número uno del Draft del año pasado además de firmar un suculento contrato con Nike nada más ser elegido en dicha posición.

Despecho de Prime Sport

Desde los abogados que defienden al jugador enmarcan todo dentro de una estrategia de debilitación y ataque orquestada por Prime Sport a la que achacan de demandar al jugador por despecho. Williamson rompió con Primer Sport nada más ser elegido número 1 del Draft de 2019, algo que según los abogados del jugador no se terminó de asimilar en la agencia de representación.

Dichos abogados defienden que tal ruptura respondía a que el acuerdo entre las partes violaba una ley federal del estado de Carolina del Norte sobre deportistas profesionales según la cual Prime Sports no tenía la certificación necesaria expedida por la NBPA, el sindicato de jugadores de la NBA ni tampoco era una agencia certificada por las autoridades de Carolina del Norte.

Por su parte, Prime Sports denuncia que el jugador incumplió claramente su acuerdo de cinco años firmado entre las partes para irse a Creative Artists Agency, considerada como la agencia de representación de jugadores más influyente de todos los Estados Unidos. Prime Sports reclama una compensación de 100 millones de dólares.