Sotheby’s saca a subasta las primeras Nike Air de Michael Jordan

0
nike-air-jordan-1985
  • La prestigiosa casa de subastas pone su precio de salida en una cifra que oscilará entre los 100.000 y los 150.000 dólares

Aprovechando el tirón mediático que la serie The Last Dance está generando a nivel mundial, la prestigiosa casa de subastas Sotheby’s ha anunciado su próxima puja, las primeras zapatillas Nike Air que Michael Jordan usó allá por el año 1985, y que saldrán a subasta con un precio que oscilará entre los 100.000 y los 150.000 dólares.

A por el récord

En una nota de prensa, Sotheby’s informó que las Nike Air Jordan 1S fueron las primeras zapatillas que Nike diseñó de manera exclusiva para el cracks de los Bulls, con lo que esperan romper todos los récords en cuanto a recaudación se refiere en una de sus subastas, que casualmente tienen las Nike Moon Shoe desde el año 2019 con 437.000 dólares obtenidos y que vino a poner fin a la anterior marca que tenía otro artículo también de Jordan, unas Converse que se subastaron finalmente en 190.000 dólares.

Además del hecho de haber sido utilizadas por Michael Jordan en sus inicios, las Nike Air Jordan 1S sentaron un importante precedente en lo referente a la personalización de zapatillas para deportistas. Es solo a partir de entonces cuando Nike ve un filón en este rublo y lanza al mercado zapatillas con los que vendrían a ser cracks también de la compañía a nivel mundial como Kobe Bryant o Scottie Pipen.

Desde sus comienzos

Las Nike Air Jordan 1S fueron las zapatillas que utilizó el crack de los Bulls desde el inicio de su carrera en la NBA, zapatillas que fueron usadas hasta octubre del año 1985, cuando una inoportuna lesión (Jordan se rompió el pie) cortó la meteórica carrera de la estrella de Chicago, lo que le obligó a estar alejado de las canchas durante 64 encuentros, ausencia que fue aprovechada por Nike para lanzar al mercado, una vez recuperado, versiones modificadas de las citadas zapatillas.

El artículo pertenece a la colección privada de Jordan Geller, fundador del primer museo dedicado por completo a las zapatillas del deporte, y sale a subasta justo en el 35 aniversario de su creación, aprovechando como decimos el tirón mediático que está generando The Last Dance.