Sky bate audiencias con la vuelta de la Bundesliga

0
  • Más de seis millones de telespectadores vieron el pasado sábado el Dortmund-Schalke en la vuelta de la Bundesliga a la competición, la mayor cifra jamás alcanzada por la operadora.

El fútbol regresó el pasado fin de semana a la Bundesliga, la liga alemana que se convirtió de este modo en conejillo de indias sobre este nuevo experimento de acontecimientos deportivos a puerta cerrada sobre los que tantas dudas hay. Y a tenor de los resultados obtenidos desde el punto de vista empresarial, parece que la apuesta es buena. Al menos, ahora inicialmente.

Récord de audiencias

La vuelta de la Bundesliga a la competición congregó a más de seis millones de telespectadores en Alemania, lo que permitió a Sky, propietaria de los derechos del torneo en tierras germanas, obtener el mejor registro de toda su historia. Los primeros encuentro concentraron en torno a 3,5 millones de televidentes en sus canales de pago, el doble de audiencia que la que venía registrando en un sábado de fútbol normal antes de la crisis del coronavirus.

La cifra, ya de por sí importante y de auténtico récord, se veía incrementada por los casi 2,5 millones de personas que siguieron el multiplex en el canal gratuito de la cadena después de que la propietaria de tales derechos en Alemania decidiese ofrecer en abierto en su canal Sport News las dos primeras jornadas de la Bundesliga tras la renaudación en formato multipartido.

Euforia contenida

Las audiencias marcaban unos porcentajes históricos: casi el 28% en los canales de pago y en torno al 20% en los gratuitos, con una franja de edad, la que oscilaba entre los 14 y los 49 años, que rondaba el 60%, récord absoluto de Sky. Sin embargo, las cifras, de por sí históricas, llevan asociadas fuertes dosis de prudencia.

En la cadena son conscientes de que dichos datos responden a una enorme expectación generada sobre la vuelta de la primera gran competición deportiva en la crisis del coronavirus, expectación que se tradujo en estos índices. Sin embargo, admiten que va a ser muy complicado mantener los mismos en jornadas venideras y, sobre todo, una vez el resto de competiciones vuelvan a esta «nueva normalidad» deportiva.