New Orleans busca sponsor para su estadio

0
Saints
  • Los Saints de la NFL se hallan inmersos en la búsqueda de un nuevo patrocinador oficial que venga a dar nombre a su mítico estadio a partir de la próxima temporada.

Si hay un estadio que ha inscrito con nombre propio su legado e historia dentro de toda la NFL ese no es otro que el Louisiana Superdome, uno de los recintos más icónicos de toda la historia de la Super Bowl. De hecho, es el estadio que más ediciones de la Super Bowl ha albergado en toda su historia: hasta en siete ocasiones (en los años 1978, 1981, 1986, 1990, 1997, 2002 y 2013) ha acogido la gran fiesta final de la NFL el estadio de los Saints. Sin embargo, el recinto ahora reclama protagonismo después de confirmarse una noticia que llevaba años en todas las previsiones a suceder dentro de la industria del marketing deportivo: los Saints buscan nuevo sponsor que dé nombre al recinto.

Nuevo patrocinador

Según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, los Saints se hallan inmersos en la búsqueda de un nuevo patrocinador oficial que esté dispuesto a dar nombre al estadio a partir ya de la próxima temporada, una misión que no va a resultar ni mucho menos sencilla.

De este modo la franquicia se encuentra inmersa en negociaciones con importantes multinacionales que quieran coger el relevo que deja Mercedes Benz, que finalizará su periplo en Nueva Orleans después de 10 años al lado de los Saints como dueño del naming de su estadio.

Crónica de un final anunciado

No lo va a tener fácil. Si ya de por sí es complicado implicar a una compañía en un proyecto de tal envergadura por la amplitud económica del mismo, esa dificultad se multiplica de manera exponencial si a la misma le añadimos el difícil escenario que la crisis del Covid-19 está dejando en todo el mundo.

Sin embargo, el final de Mercedes como propietaria del naming del estadio de los Saints era un final que se conocía dentro de la industria del marketing deportivo desde hace años. Concretamente desde que en el año 2015 la firma automovilística anunciara que se hacía con los derechos del nombre del estadio de los Atlanta Falcons para los siguientes 27 años, una alianza que entró en vigor dos años después, en 2017 y que ya en 2015, año en el que la compañía realiza el anuncio, provocó un distanciamiento con la dueña de los Saints, Gayle Benson, a la que no gustó nada la «infidelidad» de Mercedes.