Cristiano y Nike desafían al coronavirus: «¿Y tú, cuántas abdominales haces?»

0
Nike-Living-Room-Cup-Cristiano-Ronaldo
  • La acción se enmarca dentro de la estrategia Living Room Cup que impulsa Nike durante el confinamiento en la que se encuentra la población mundial

La llegada del coronavirus ha supuesto un duro golpe para todo el mundo. Dentro de la industria del marketing deportivo como venimos contando también. Y uno de los grandes sectores afectados es el de las firmas de ropa deportiva: si bien durante todo el año tienen la baza del deporte para establecer estrategias orientadas a la venta de sus productos, en una situación como la actual, de confinamiento de la población a nivel mundial, ¿qué hacer para conseguir que el nombre de nuestra marca no se diluya en los aficionados?

Objetivo: que nuestra marca siga muy viva

Ante esta situación, las firmas lo tienen claro: hay que tratar por todos los medios de conseguir que su marca en cuestión siga muy viva y activa entre los aficionados. Al fin y al cabo se trata de una estrategia que no es desconocida para las mismas. En los últimos años hemos podido ver las campañas puestas en marcha por firmas como adidas o la propia Nike que, ante lesiones graves de sus grandes embajadores, activaban acciones de marketing en torno al mismo para mantener en el subsconciente de los aficionados muy viva la figura de su representante durante todo el tiempo de baja del mismo y evitar así un deterioro tanto de su alianza como de su propia marca. Quizás el caso más representativo de esta estrategia fue el que puso en marcha adidas con Derrick Rose y su grave lesión en la NBA.

Ahora, con una situación mucho más acuciante para todas las firmas dentro del sector, la estrategia a seguir es la misma. Y un buen ejemplo lo encontramos en Nike. La compañía norteamericana no quiere que su marca pierda el foco de atención en la mente de los aficionados y ha puesto en marcha la estrategia Living Room Cup, una acción que pretende mantener activo al aficionado en estos días de confinamiento de la población que existe en prácticamente todo el mundo.

Encontrar al embajador adecuado y al reto «posible»

Una vez clara la estrategia a seguir, el siguiente paso es el de encontrar al mejor representante que se encargue de una correcta difusión de la misma, una difusión que tiene que ser tanto mediática como a nivel de aficionados. Y en Nike lo tienen claro: qué mejor que Cristiano Ronaldo para ponerla en marcha.

Así se articula una estrategia que, como decimos, tiene como gran objetivo evitar que la marca Nike languidezca durante esta crisis. El reto: uno más como cualquier otro que se hubieran podido proponer: el portugués desafía a todos los fans de Nike a que demuestren cuántas abdominales pueden hacer en 45 segundos. A partir de aquí, entran los secundarios de lujo de Nike: embajadores también de la marca del swoosh que se unen al reto con el objetivo de viralizarlo (si es que no era suficiente con la sola participación de la estrella lusa): Blaise Matuidi, Casemiro o Vinicius Jr. entre ellos. ¿El resultado? Un reto viral que ha conseguido disparar la reputación y la marca Nike a nivel mundial en estos días, una misión para nada sencilla.

https://www.instagram.com/p/B-mvvtxA_6D/?utm_source=ig_web_button_share_sheet
https://www.instagram.com/p/B-m0xTroVam/?utm_source=ig_web_copy_link