¿Y si adidas rompiera el mercado llevándo a Messi… al United???!!!

0
check out the best free wordpress themes
Messi en la última gala del Balón de Oro 2014
  • Los rumores sobre la salida del argentino del FC Barcelona vuelven a arreciar con fuerza
  • En Marketing Deportivo MD ponemos sobre la mesa otra posibilidad hasta ahora casi no mencionada por ningún medio: ¿y si Messi fichara por el United gracias a adidas?

Hace ahora algunos meses adidas rompía el mercado del patrocinio deportivo y de la sponsorización técnica a nivel mundial con un movimiento que cogió de sorpresa a propios y extraños dentro del sector y que puso de manifiesto la capacidad de la marca alemana para romper el actual status quo existente dentro del mismo y encender la mecha de una situación cuyas consecuencias aún no han sido debidamente calibradas y que tan sólo con el devenir del tiempo serán valoradas en su justa medida. La incorporación de la firma germana al Manchester United y, sobre todo, la inversión que realizará en el club británico, supuso uno de los movimientos dentro de la industria del deporte más llamativo y espectaculares de los últimos años. Ahora, tan sólo unos meses después, comienza a vislumbrarse, aunque sólo sean rumores (en principio hasta el momento) otro importante movimiento en esta partida de ajedrez que es la industria del deporte que puede volver a poner patas arriba a las fichas del resto de jugadores.

adidas, tras el futuro de Leo Messi

Hace también algo más de un año comenzaron a abrirse de par en par las primeras especulaciones de lo que hasta entonces era considerado como una posibilidad remota y prácticamente inviable: la salida del internacional argentino del FC Barcelona, Leo Messi, de la entidad azulgrana, una salida que comenzó a tomar cuerpo en los medios de comunicación sobre todo tras filtrarse que la multinacional alemana adidas habría estado tras unos supuestos movimientos que habrían acercado al jugador a equipos uniformados por la multinacional alemana como bien pudieran haber sido el Bayern de Munich, el Chelsea británico o incluso el Real Madrid, extremos éstos que la marca nunca llegó a confirmar ni desmentir, dando como respuesta su silencio.

Aquello abrió una nueva perspectiva en el sector de los traspasos de los jugadores. Por primera vez se hablaba de la posibilidad de que un patrocinador de un determinado deportista se involucrara en el futuro deportivo del mismo hasta el punto de llegar a ser una posible figura clave en el destino, deportivamente hablando insistimos, del jugador. Un ejemplo práctico de ello lo hemos vivido recientemente pero en la figura de un seleccionador nacional, Antonio Conte, nuevo manager italiano tras el Mundial de Brasil 2014, que no sólo se ha incorporado a la azzurra como nuevo máximo responsable de la parcela deportiva de Italia sino que además, en su acuerdo con la Federación Italiana, se vinculaba el mismo a la incorporación de Conte a la firma alemana Puma, sponsor técnico de Italia, como nuevo embajador de la marca, que se encargaría de abonar una parte importante de los emolumentos de Conte como seleccionador transalpino.

El Balón de Oro vuelve a abrir las dudas

De aquellas especulaciones se pasó a un periodo de relativa calma que llegó tras la renovación del argentino con el FC Barcelona, una calma que duró justo hasta finales del año 2014, donde el argentino en una de las concentraciones realizadas con su selección vino a decir entre líneas que su futuro en el FC Barcelona no era, cuanto menos, todo lo claro que parecía.

El asunto tenía importantes consecuencias no sólo desde el punto de vista deportivo. La sóla presencia del cuatro veces ganador del Balón de Oro que acredita a su poseedor como Mejor Jugador del Mundo en la temporada correspondiente confiere un importante valor añadido al club en el que milita, sobre todo de cara a sus patrocinadores, un valor añadido traducido en forma de millones de euros que llegan a la tesorería del citado club gracias a los acuerdos con firmas comerciales cuya existencia podría verse en tela de juicio de no estar uno de los grandes cracks del fútbol mundial en las filas de dicho club.

La vuelta de las concentraciones de las selecciones nacionales y la reanudación de los encuentros con el FC Barcelona calmaron en cierta medida los rumores que apuntaban a la salida del argentino, unos rumores que sin embargo el propio Messi se ha encargado de avivar nuevamente en la recientemente celebrada Gala del Balón de Oro al afirmar que no sabía donde jugaría la temporada que viene, ni él ni nadie.

Todos los ojos en el Chelsea pero… ¿y si el tapado es el United?

Los últimos movimientos del jugador en redes sociales, siguiendo a clubes en Instagram como el Chelsea alimentaron los rumores de que el jugador estaría trabajando una posible salida a la entidad británica. Lo cierto es que, tal y como contábamos ayer, las principales casas de apuestas ya han comenzado a especular sobre el destino del argentino la próxima temporada, unas apuestas que dan como favorito al club británico pero… ¿y si el Chelsea fuera tan sólo una cortina de humo?

Hace algunos meses realizábamos en Marketing Deportivo MD, cuando los rumores sobre la salida del argentino del FC Barcelona arreciaban mediáticamente, un concienzudo estudio acerca del elevado coste que tendría que afrontar el club que osara interesarse por Messi. En resumidas veníamos a exponer que, entre cláusula de rescisión del argentino con el FC Barcelona, ficha del jugador y años de contrato que querría firmar probablemente la inversión a realizar se dispararía a una cifra que rondaría entre los 100-120 millones de euros anuales durante los años que durara el contrato, lo que implicaría tener que obtener un ROI de difícil consecución.

Si a esto le unimos las fuertes imposiciones de FIFA y UEFA respecto a las normas del Juego Limpio Financiero, los clubes que más se han oído hablar en estos últimos días como posible destino  del argentino, Chelsea y Manchester City, serían los primeros prácticamente en caerse de la lista de candidatos. Es más, a día de hoy podríamos decir que los únicos que podrían hacer frente a dichos desembolsos serían el Real Madrid, posibilidad casi imposible de la que también dan cuenta las casas de apuestas, que pagan esta alternativa con 51 euros por euro invertido…y una opción en la que pocos han reparado hasta el momento: el Manchester United.

Pocos han reparado como decimos en la posibilidad de que adidas, patrocinador personal del argentino, pretenda dar un golpe de efecto casi tan importante como el que asestó con su llegada al United. La temporada próxima es la del retorno de la marca alemana a los diablos rojos y que mejor que hacerlo con la incorporación del argentino Leo Messi, su máximo embajador, bajo el brazo. La jugada, de llevarse a cabo, sería redonda para los alemanes: evidentemente colaboraría, sobre todo económicamente, en la llegada del argentino al club, una salida de dinero que le llegaría en forma de retorno con el rendimiento que obtendría tanto el club como la marca con el fichaje de Messi por el United.

Una de las grandes preocupaciones en adidas era la posible devaluación de la marca Messi si salía de una entidad como el FC Barcelona, con una mediaticidad y notoriedad a nivel mundial tan sólo equiparable a la que tienen escasos clubes rivales como pudieran ser el Real Madrid…o el United. El resto de equipos podríamos decir se sitúa en esta clasificación en un escalafón al menos inferior a esos tres clubes. El United tiene una masa social repartida por todo el mundo de casi 700 millones de seguidores, sobre todo en suelo asiático, un territorio donde el argentino es uno de los grandes ídolos, un ídolo que igualmente reúne a su alrededor otra ingente suma de seguidores.

El run run sobre el destino de Messi continuará nuevamente. Pero… ¿y si el Chelsea no fuera más que esa cortina de humo tejida por adidas para llevarse al argentino al United?