Y Durant se lesionó… con unas Nike

0
Kevin Durant sentado sobre el suelo de la pista
  • Tras renovar con Nike, Kevin Durant sufre una lesión que le tendrá apartado unas ocho semanas… con unas Nike

El destino. O más bien sus ironías. No es la primera vez, ni será la última evidentemente, en el que el caprichoso destino deja situaciones cuando menos curiosas. En el mundo del deporte, se pueden contar por cientos las peculiares situaciones en las que se puede achacar al destino y sus “caprichos” una determinada situación. En el mundo del marketing deportivo, quizás pudiéramos decir que es preciso contar con dichas ironías para lograr entender el sector en el que nos movemos.

Un trío no muy bien avenido

Durante estas últimas semanas (quizás meses), cada vez que alguien hablaba de Kevin Durant, automáticamente se venía a la mente la peculiar situación que se ha vivido en torno al jugador, a Nike y a Under Amour en torno a su renovación.

La historia es conocida por todos: Durant renuncia a acudir al Mundial FIBA de España alegando agotamiento físico y mental. La realidad es, sin embargo otra muy distinta. Durant se retira a los Estados Unidos para sopesar la oferta que le ha puesto encima de la mesa Under Armour y con la que sus representantes quieren presionar a Nike para obtener un buen contrato.

Sin embargo, cuando todo parece encaminado a que la marca de Baltimore se quede finalmente con el jugador, Nike reacciona con una contraoferta que el jugador acepta para asombro de todos en el sector. También de Under Amour.

La lesión de Durant

Sin embargo, la decisión no gustó nada como decimos en Kevin Plank, CEO de Under Amour, que vio en el movimiento una utilización de su marca por parte del jugador para mejorar sus condiciones con Nike. Pero como decíamos anteriormente, el destino da oportunidades que ni siquiera imaginamos y en las que ofrecen la posibilidad al vencido anteriormente de resarcirse con creces.

Curiosamente uno de los argumentos escrimidos por Durant para decantarse por renovar con Nike fue la enorme calidad de sus zapatillas frente a la calidad de otras marcas. Pero el destino es caprichoso y a las primeras de cambio, el jugador  ha caído lesionado en el pie, una lesión que le tendrá alejado de las pistas durante varias semanas pero sobre todo, una lesión que se produjo con zapatillas Nike.

Nada más producirse la lesión, dentro del sector del marketing deportivo se vino a la mente el enorme potencial que la lesión de Durant quedaba a merced de Under Amour, sobre todo porque uno de los motivos que argumentó Durant para quedarse en Nike es la calidad de sus productos.

Hasta el día de hoy la marca de Baltimore no se ha puesto como objetivo el plantear una campaña de marketing aprovechando la desgracia del jugador aunque la lesión de Durant le ha proporcionado un más que interesante material para argumentar una campaña en torno a él.