Y Blatter ahora critíca a Qatar

0
Joseph Blatter, presidente de FIFA
  • Unas supuestas declaraciones de Blatter realizadas en una comida privada con representantes de la Federación Noruega de Fútbol levantan ampollas en Qatar
  • El máximo dignatario de FIFA criticó abiertamente al país árabe según el diario alemán Der Spiegel

Si algo le faltaba a toda la polémica decisión de asignar la organización del próximo Mundial de Fútbol FIFA del año 2022 a Qatar no era más que unas supuestas declaraciones del máximo responsable de la organización en la que, abiertamente, lanza una severa crítica sobre el país que será anfitrión de dicho evento.

Y Blatter ahora critica a Qatar

Ocurrió en una comida privada que el máximo dirigente de FIFA mantuvo con representantes de la Federación Noruega de Fútbol, una comida en la que Blatter, supuestamente, y según informa el diario alemán Der Spiegel se habría encargado de criticar personalmente la elección de Qatar como sede del Mundial y, además, su propia condición como país organizador, lo que vendría a arrojar un poco más de gasolina al fuego que está suponiendo la elección de dicho país como sede de la cita mundialista.

Así, según el diario, Blatter habría confesado a los dirigentes noruegos que los árabes eran arrogantes, que Qatar financiaba a la milicia terrorista IS (Estado Islámico) y que, definitivamente, por estos y otros motivos, el Mundial del año 2022 no se celebraría en Qatar, unas declaraciones que han levantado ampollas en el país organizador y en el seno de la propia FIFA.

La FIFA desmiente

Tanto es así, que la propia FIFA ha tenido que salir al paso de tales rumores para desmentir que dichas declaraciones hubieran salido del máximo dirigente de la organización, unas explicaciones sin embargo con la suficiente tibieza como para que los rumores que hablan que las mismas sí que fueron realizadas hayan ido creciendo aún más.

A ello ha colaborado igualmente las manifestadas por los representantes noruegos allí presentes en dicha comida, que se han limitado a afirmar que la comida fue un evento estrictamente privado y que lo que allí se pudo hablar queda en la esfera de la estricta privacidad que confiere el caracter de dicha comida, algo que, junto con las excusas dadas por FIFA, han dejado en el aire las excusas aportadas por el organismo. De este modo, y de ser ciertas, se continua con un proceso que augura una decisión final de FIFA en la que supuestamente retirarían la organización del evento a Qatar. No sería así la primera vez que un alto dignatario de la FIFA reconoce, en el ámbito de su esfera privada, que el Mundial del año 2022 no se celebrará definitivamente en el país árabe, como ya lo hizo hace poco más de un mes Theo Zwanzinger, miembro del Comité Ejecutivo FIFA.