Warrior ya tiene su primer título grande

0
17

2011. El Liverpool, uno de los clubes más importantes de la Premier League y del fútbol continental europeo, anunciaba, sorpresivamente, que a partir de la siguiente temporada dejaría de estar equipado por la multinacional alemana adidas, algo que cojió a todo el mundo desprevenido pues la de los alemanes con los británicos era una de las relaciones más consolidadas y asociadas en la mente del aficionado dentro del fútbol de las islas. Pero si sorprendente fue el que dejara adidas, más aún lo fue cuando anunció el nombre de la firma que pasaría a ocupar, a partir de entonces, el lugar que estaba reservados hasta ese momento a adidas.

Así, cuando el club de Anfield anunció a Warrior como la firma que, desde ese momento, a partir de esa siguiente temporada, vestiría al club, muchos tuvieron que tirar de contactos para tratar de informarse acerca de quién era esa Warrior que había logrado echar a adidas del Liverpool a base de talonario, convirtiendo el acuerdo en el mayor firmado hasta entonces por un club de fútbol por el apartado de sponsorización técnica.

Warrior Sports fue fundada por David Morrow en el año 1992 con un objetivo inicial: el de suministrar equipación e indumentaria a la recién creada, por entonces, liga de Lacrosse, un deporte nativo americano que en cierto modo recuerda y mucho al hockey y que desde el principio se convirtió en el principal destino de las prendas de la firma.

La compañía, con sede en Michigan, se convirtió desde ese momento en la gran referencia en cuanto a uniformes dentro de un deporte tan a primera vista minoritario fuera de los Estados Unidos pero con una excelente repercusión dentro de ellos, sobre todo en la costa Este de los Estados Unidos entre la comunidad estudiantil universitaria y de los institutos de secundaria.Visto el éxito de ventas de sus prendas, la firma New Balance, ubicada en Boston y que tradicionalmente tenía como target el calzado de running, compró Warrior en febrero del año 2004. Gracias a su impulso, Warrior entra en el mercado del hockey sobre hielo, lo que le permite destacar cada vez más dentro de los Estados Unidos.

Su papel predominante le llevó a ser conocida como ‘la’ Nike de estos deportes y así, en 2007 ya era toda una referencia en los mismos. Sin embargo, su proyección a nivel internacional era más bien escasa, por no decir nula. Los deseos de expansión de la marca vieron por fin recompensados sus esfuerzos con un cambio de estrategia respecto a la política de expansión de la misma pero, sobre todo, por un hecho clave. Este mismo año, toma un primer contacto con el mundo del fútbol al adquirir la Brine Sporting Goods, marca bastante conocida en el ‘soccer’ norteamericano dedicada a la fabricación de balones y guantes y protecciones para los porteros.

Y de ahí, da el salto al escaparate internacional, a la primera plana, y lo hace a lo grande: haciéndose con el Liverpool. A partir de aquí, otros equipos han seguido los pasos del conjunto inglés: el NEC holandés, el Stoke City inglés o Odds BK noruego. Antes de todos ellos, y tras asentarse en el Liverpool, Warrior llega a la Liga española a un club como el Sevilla, que estaba en un año de transición con Umbro.

Desde entonces, las firmas rivales comienzan a tomarse en serio a esta firma norteamericana que, paso a paso, va acaparando cada vez más importancia en el panorama internacional. Así, hasta llegar a la temporada actual, donde ha comenzado a obtener una importante exposición sobre todo con dos de sus clubes. En la Premier, el Liverpool ha estado a punto de conquistar el título, trofeo por el que ha estado luchando hasta las últimas jornadas con el City.

Pero su gran logro se produjo anoche. El Sevilla se hacía con un nuevo título de la Europa League y el logo de la marca norteamericana pudo verse (y podrá verse en los próximos días) en los medios de todo el mundo, en lo que es su mayor logro hasta la fecha apenas dos años después de su llegada a Europa. Warrior ya ha conseguido uno de sus objetivos: ya tiene su primer título grande en el fútbol europeo. Y avisa a las marcas rivales: Warrior ha llegado para quedarse.