Vuelven los problemas de Nike con sus fábricas de Indonesia

0

Mientras todo el mundo habla del megacontrato que le ha realizado la firma norteamericana Nike al jugador de golf Rory McIlroy, algo que ya os adelantamos como primicia hace varios meses, y al que pagará 250 millones de dólares durante 10 años en un intento de la firma de sustituir a Armstrong como nueva imagen de Nike, poco se habla de uno de los grandes problemas que las multinacionales de la ropa deportiva tienen, y que se repite de forma casi cíclica, con sus fábricas en Indonesia.

Así, si hace un par de meses era Adidas la que tenía graves y serios problemas con sus fábricas en aquellas latitudes, ahora es su gran rival Nike la que se ve envuelta en serios problemas laborales con sus trabajadores de las fábricas de Indonesia. La historia puede resumirse del siguiente modo: a finales del año 2012, el gobierno de Indonesia aprobó una subida del salario mensual de entorno al 44%, lo que elevaba el mismo hasta los 2,2 millones de rupias, esto es, unos 170 euros. Y la entrada en vigor de dicha nueva normativa ha supuesto a su vez la entrada en una seria crisis con los trabajadores de las fábricas de Nike en Indonesia, toda vez que tan sólo uno de los siete proveedores que Nike tiene en la zona ha aceptado el pago de dicha subida a sus trabajadores, lo que ha supuesto una oleada de críticas por parte de las organizaciones defensoras de los trabajadores.

Las mismas acusan a dichas fábricas de establecer condiciones deplorables para los trabajadores de las mismas, a los que logra captar mediante técnicas que rozan el engaño y donde se contrata a militares para intimidar las posibles contraposiciones a las órdenes que se les dan. Es más, bajo estas técnicas, dichas fábricas consiguieron de los propios empleados una serie de declaraciones firmadas que les valió para obtener la exención de las autoridades en cuanto a aplicar la nueva normativa.

Desde Nike, sin embargo, afirman que están iniciando serios procesos de investigación que ayuden a esclarecer los hechos, aunque no niegan en ningún momento el hecho de que varias de esas fábricas hayan obtenido ya la exención gubernamental a la hora de implantar la nueva normativa.

El asunto es bastante delicado para Nike, toda vez que el 20% de sus zapatillas deportivas se fabrican en estas instalaciones de Indonesia, por detrás tan sólo de otros dos importantes proveedores de los norteamericanos como sus fábricas en China o Vietnam.