Vuelve a caer el beneficio neto de adidas

0
Tienda adidas
  • La espiral de malos resultados y descenso en su números en la que parece haberse metido adidas en los últimos años no tiene fin
  • Su beneficio neto ha sido un 20,9% inferior al obtenido en el mismo periodo del año pasado, que ya fue un 6% inferior al de 2012

No parece definitivamente que este sea el año de adidas. Si ayer mismo recordábamos en nuestra sección de Hoy Hace Un Año el artículo que precisamente hace 12 meses publicábamos en Marketing Deportivo MD, “adidas confía todo a Brasil 2014 tras las cuentas del tercer trimestre“, acerca de las esperanzas que la marca alemana adidas tenía depositadas en este año mundialista tras los pobres resultados alcanzados en lo que llevaban de año 2013, ahora, justo un año después, comprobamos de boca de la propia marca que los resultados no sólo no han mejorado sino que su beneficio neto no cesa de caer, algo verdaderamente preocupante para la marca, para sus inversores y para su futuro.

Vuelve a caer el beneficio neto de adidas

La multinacional alemana adidas comunicó en el día de ayer los que son los resultados de sus balanzas y cuentas hasta el tercer trimestre del año en curso, unos resultados que, lejos de ser el ansiado maná que hace ahora tan sólo doce meses confiaban en la firma alemana se convirtiera este año mundialista, no han venido más que ha corroborar la enorme tendencia negativa en la que parece estar inmersa la compañía de las tres tiras en los últimos tiempos.

Así, desde la propia multinacional afirmaron que en los nueve primeros meses del año 2014 el beneficio neto atribuido a la compañía fue de 630 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 20,9% menos de los 796 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del año anterior y que ya fueron considerados como una cifra preocupante al ser un 6% menor a los obtenidos en 2012, confirmando con ello la tendencia negativa que durante los últimos años lleva arrastrando la marca alemana.

Europa se recupera; Norteamérica y Asia, caen

La cifra de negocio dada a conocer por la marca alemana superó entre junio y septiembre los 11.116 millones de euros, lo que supone un 0,9% más que los 11.013 millones obtenidos en los nueve primeros meses del año anterior.

Por regiones, Europa arrojó un crecimiento del 7,5% gracias a los fuertes incrementos en las ventas de Alemania, Francia, España y Reino Unido. También experimentaron un imporante crecimiento del 5,4% los mercados emergentes europeos y un 2,2% en Latinoamérica. En el lado contrario, sin embargo, se situó Norteamérica a la cabeza con una caída de hasta el 10,3% a la que siguieron los mercados asiáticos que, con una caída del 2,9%, lastraron las subidas conseguidas en Europa. Tan sólo China logró salvarse en Asia con un crecimiento que rondó el 6,3%.

Reebok frena su caída; TaylorMade se desploma

La reorganización interna con su filial Reebok ha logrado, no obstante, frenar la caída de la marca hasta dejarla en tan sólo un 1,2% de descenso en sus ventas, un buen resultado al que sumar el crecimiento del 5% en las ventas de la casa matriz. Sin embargo, adidas ha tenido que lidiar con un verdadero desplome en las ventas de su división de golf, TaylorMade-adidas, que han caído hasta un 31,4%.

Todo ello ha propiciado que la firma haya tomado la decisión de frenar su plan de apertura en Rusia para los próximos años y cerrar aquellas tiendas que no les son rentable económicamente. A pesar de todo, Herbert Hainer, CEO de la compañía, prevé incrementar las ventas en 2015 y mejorar los resultados, lo que parece haber convencido a los accionistas que han elevado la cotización de las acciones de adidas en bolsa hasta un 4,8%.

Recordemos que tan sólo un mes después del Mundial de Brasil 2014 adidas se vio obligada a rectificar las previsiones de crecimiento para 2014 y 2015, hecho éste que provocó un verdadero desplome en bolsa de sus acciones, acciones que se han recuperado tras el anuncio de primeros de octubre de la compañía por la que mostraba sus intenciones de adquirir acciones propias por valor de hasta 1.500 millones de euros y la posterior oferta presentada por un consorcio de Abu Dhabi y de Hong Kong para hacerse con Reebok por 1.700 millones de euros.