VISA rediseña su campaña tras la suspensión de los Juegos

0
visa-juegos-olimpicos
  • La compañía ha rediseñado por completo su estrategia tras el anuncio del COI de aplazar los Juegos de Tokyo hasta el año 2021 por la crisis del coronavirus

Para muchos especialistas la estrategia que está llevando a cabo la multinacional VISA como consecuencia de la suspensión de los Juegos Olíimpicos de Tokyo 2020 que el Comité Olímpico Internacional ha aplazado hasta el año próximo es un claro ejemplo de cómo se debe actuar ante situaciones no previstas para intentar mantener en el mercado la marca y su imagen aún cuando las circunstancias sean extremadamente complicadas como es la situación actual.

Adaptarse a las situaciones

Tras la complicada decisión adoptada por el COI, gran parte de los patrocinadores y sponsors oficiales de los Juegos previstos para este mismo 2020 en Tokyo han visto muy afectadas sus estrategias de marketing, provocando importantes desfases no solo en sus cuentas anuales sino, además en la imagen y reputación de su marca.

Sin embargo, no son pocas las compañías que lejos de lamentarse han readaptado su estrategia para tratar de mantener viva esa imagen de marca y, si ello fuera posible, salir fortalecidos de la actual situación. Así, VISA no ha querido dejar pasar la oportunidad de seguir continuando visible durante esta crisis para lo cual ha elaborado una nueva campaña, Do Your Part Like An Olympian (Cumple con tu parte como un olímpico), en la que, a través de varios spots, muchos de sus embajadores olímpicos recuerdan a la sociedad la importancia de la responsabilidad que cada individuo, como parte de esa sociedad, tiene en esta crisis, aunando deporte, responsabilidad y, como no, la imagen de la marca.

Un Agile Marketing en diferido

Para muchos es un ejemplo claro de la capacidad de adaptación de las grandes compañías (no todas lo tienen) a circunstancias sobrevenidas, como es el caso de la actual crisis. No deja de ser una «versión» del conocido Agile Marketing al que se le resta esa inmediatez casi instantánea en el tiempo pero que cuenta con la dosis suficiente de adaptabilidad para sobreponerse a imprevistos.

Con ello VISA ha conseguido mantener muy activa su imagen de marca en un entorno realmente complicado para los patrocinadores de las grandes pruebas deportivas que, una tras otra, han ido suspendiéndose durante los últimos meses. Visa anunció recientemente la prolongación de sus contratos de patrocinio con los atletas hasta 2021. La compañía lleva desde 1986 patrocinando las competiciones olímpicas y a un gran número de atletas.