Van Persie busca patrocinador

0
  • El delantero holandés luce botas negras desde el inicio de la presente temporada
  • Las mismas no son más que una adaptación personalizada de las adizero F50 de su hasta ahora patrocinador, adidas, con quien concluye relación a finales de 2014

En las últimas semanas estamos asistiendo a importantes movimientos dentro del mercado de embajadores de las principales firmas de ropa deportiva en un deporte tan sumamente mayoritario como es el del mundo del fútbol. Con un valor al alza, las botas de fútbol se han convertido en los últimos meses en el acompañante perfecto para las estrategias que estas marcas suelen lanzar al mercado y que hasta ahora, venían articulándose principalmente en torno al mercado de las camisetas.

Por tal motivo, es cada vez mayor el interés que las mismas presentan para conseguir incorporar a sus portfolios a los jugadores más destacados del mercado, no teniendo inconveniente en poner encima de la mesa de los representantes del mismo sustanciosos contratos para lograr que luzca la marca de la citada compañía en lugar de la de las firmas rivales. Traspasos sonados han sido los del italiano Mario Balotelli, que a comienzos de año abandonó Nike para pasar a engrosar las filas de Puma o más recientemente el del uruguayo Cavani, que hemos visto como dejaba adidas para incorporarse a la firma norteamericana. Y cuando todo el foco de atención se centralizaba en los movimientos que en este sentido estaba llevando a cabo otro jugador del PSG, el sueco Zlatan Ibrahimovic, movimientos que por ahora van orientados más a cuestiones de salud que a un verdadero interés de abandonar a Nike, aunque sus representantes se están moviendo en este sentido pidiendo más dinero a la marca norteamericana, Marketing Deportivo MD revela otro importante jugador europeo que está a punto de protagonizar en los próximos meses una situación similar a la vivida por Balotelli o Cavani. Analizamos la relación actual del holandés Robin Van Persie con la marca alemana adidas.

Las inquietantes botas negras

Robin Van Persie es uno de los jugadores más importantes que pueda tener en su portfolio la firma alemana adidas, sobre todo mirando al mercado europeo en general y al holandés en particular. Ligado con la firma alemana desde hace años, su buen papel en el Mundial de Brasil 2014 rescató para sí los focos de la atención mediática, unos focos que quizás le dejaron en un segundo plano con motivo de la pobre campaña que su actual club, el Manchester United, realizó la temporada pasada.

Sin embargo, la sorpresa volvió con la vuelta a los entrenamientos del holandés con su club para preparar la nueva temporada. En los mismos, el delantero del Manchester comenzó a lucir unas inquietantes (sobre todo para la marca) botas negras, color que es premonitorio de dos posibles situaciones: la primera, que la marca esté diseñando un prototipo exclusivo que trata de probar en jugadores determinados (no sería la primera vez. Nike ya lo hizo con Iniesta en el pasado lo que alimentó los rumores de una posible salida del azulgrana del portfolio de Nike) antes de su lanzamiento al mercado de manera oficial. La otra opción, que el uso de botas negras se deba a una decisión personal del jugador ante su más que posible salida de la marca que actualmente le patrocina, caso en el que parecemos encontrarnos en esta situación.

adidas no lo ve claro

¿Qué hay detrás de las botas negras de Van Persie entonces? Analicemos cuál es la situación actual del jugador. Robin Van Persie. El jugador holandés tenía hasta la conclusión del pasado Mundial un importante contrato de larga duración con la multinacional alemana adidas, contrato que expiró tras concluir el mismo pero que se encuentra en la actualidad en el periodo de tanteo que suelen reservarse las marcas para ofrecer una mejora del contrato al jugador y que concluye a la finalización del presente 2014. La cuestión es ¿apostará adidas por reforzar su contrato con el holandés durante este periodo?

La situación no es para nada sencilla. Van Persie es uno de los jugadores franquicia del Manchester United, una de sus referencias, con contrato con el club británico hasta el próximo 30 de junio de 2016 y con un valor de mercado estimado en algo más de 30 millones de euros. La llegada a Old Trafford de la marca alemana la temporada que viene para equipar a los Diablos Rojos debería ser argumento más que suficiente como para apostar por él. Si a esto le sumamos su condición de lider entre la hinchada del United y dentro del mismo vestuario, serían motivos más que sobrados como para que adidas no dudara en poner encima de la mesa de los representantes del jugador otro importante contrato.

Más sin embargo la situación no es tan sencilla. El jugador cuenta ya con 31 años y no está seguro que vaya a finalizar la relación contractual con el club, tanto por el propio jugador, que a buen seguro buscará firmar un último gran contrato en su carrera como por el propio Manchester, sumido en una crisis de juego y resultados desde la retirada de Ferguson que abogan por una renovación total de la plantilla, elementos estos que dan que pensar a adidas si merece la pena hacer un esfuerzo por retenerlo.

Van Persie busca patrocinador

¿Y el jugador? ¿Cuál es su postura? El holandés es consciente de que entra en la recta final de su carrera. Y no nos debería sorprender que pretendiera salir del club a finales de la presente temporada para buscar ese último gran contrato del que hablábamos anteriormente. Misma idea que ronda en la cabeza de sus representates para su patrocinador personal. Tanto Van Persie como sus representantes son conscientes de ese planteamiento que lleva a cabo adidas, lo que motiva que traten de buscar un nuevo patrocinador que tome el relevo de los alemanes y esté dispuesto a llevar a cabo ese desembolso que pide. Pretendientes no le faltan: marcas como Puma, se habla que Warrior también y por supuesto Nike están pendientes de la situación y no dudarían en incorporar a un jugador de la categoría del delantero del United.

Por cierto, las botas negras no son más que un modelo adaptado de las adizero F50 que pidió expresamente el jugador a la marca personalizadas en negro (quizás para evitar lucir ya a la firma en este periodo pues es más que probable que ya tenga contrato firmado con otra marca) con la suela en color naranja, que es el modelo que luce desde entonces. Muy probablemente en breve, sabremos el destino de Van Persie en cuanto a su patrocinador personal.