El Brazuca ya circula por la red

0

Toda la estrategia de marketing que tenía preparada la marca alemana adidas para la presentación de la que será la pelota oficial del próximo Mundial de Brasil 2014, y que en teoría se desvelaría el próximo mes de Diciembre, ha quedado en entredicho por obra y gracia de una inoportuna filtración a través de las redes sociales de las que, presumiblemente, son las primeras imágenes de la pelota.

A comienzos del mes de junio de este mismo año traíamos en portada un artículo sobre el secreto mejor guardado que tenía adidas en los últimos tiempos, cerrado bajo candado de siete llaves, y encuadrado dentro de una presumible estrategia de marketing que se desvelaría el próximo mes de diciembre en una gala conjunta de la FIFA y en la que se sortearían, además, los grupos del Mundial de Brasil.

El diseño de la nueva pelota oficial, la que será nueva pelota oficial mejor dicho, estaba presuntamente guardado en una caja fuerte de la sede de adidas en Sao Paulo, donde la marca alemana iría filtrando a determinadas personalidades retazos del diseño. El objetivo: uno y claro: superar el enorme impacto mediático que en el año 2010 tuvo la presentación del Jabulani, la tan criticada pelota oficial del Mundial de Sudáfrica.

No obstante, como decimos, adidas ha ido revelando a determinadas personalidades algunos detalles de la nueva pelota de Brasil 2014 y donde el protagonismo recaería en el colorido de la pelota, que no llevaría los tradicionales colores del país organizador sino que haría referencia a las famosísimas y conocidas cintas de colores de Nosso Senhor do Bonfim, que de este modo, pasarían a jugar un papel
importantísimo en el diseño del mismo.

Sin embargo, la estrategia de adidas se ha venido abajo después de que el sitio footyheadline haya filtrado una presunta imagen del que será el nuevo balón oficial de Brasil 2014 y donde se confirman todos estos extremos. En el supuesto de confirmarse definitivamente, adidas ha tenido en toda la cadena una vía de agua que ha acabado por invadir las redes sociales de fotografías de la nueva pelota oficial del Mundial del año próximo y que la marca alemana hubiera preferido llevar, su estrategia de ocultamiento del diseño de la misma, hasta al último extremo al fin de generar una mayor repercusión mediática al respecto que le reportara un mayor beneficio a la compañía alemana.

La polémica en torno al Balón Oficial de Brasil 2014 no ha estado nunca ausente. En su día, adidas dio la posibilidad a los aficionados
brasileños de elegir el nombre del Balón Oficial del Mundial de Fútbol a celebrar en
Brasil. Y para ello, las alternativas que postulaba la marca eran
“Carnavalesca”, “Bossa
Nova” y “Brazuca”. El conflicto surgió porque uno de los nombres
más conocidos y más utilizados por la afición brasileña para nombrar una pelota
de fútbol es el de “Gorduchinha”, apelativo que hizo famoso uno de
los locutores deportivos más famosos de Brasil, Osmar Santos, que fue conocido
por su peculiar forma de narrar los partidos
de fútbol, y por acuñar frases
históricas dentro del fútbol brasileño, como son  “Ripa na
chulipa!”,  “E que gol!” o “bautizar” a futbolistas brasileños con peculiares
sobrenombres, después conocidos en todo el
mundo, como “Animal” a Edmundo. Así, prácticamente todo
el mundo daba por hecho de que, a la hora de elegir el nombre, adidas tendría
en cuenta este seudónimo como simbólico gesto y mejor homenaje al citado
locutor. De hecho, a finales del año pasado, surgió la iniciativa
“Gorduchinha 2014”, con la que la afición brasileña pretendía rendir
sentido y sincero homenaje a Osmar Santos con el bautizo de la pelota oficial
del Mundial de Brasil con ese nombre.

Sin embargo, para sorpresas de la mayoría del mundo futbolero en Brasil, adidas decidió convocar un
concurso para elegir el nombre de la pelota oficial, y para mayor sorpresa aún,
entre los elegidos no estaba el de “Gorduchinha”. Este hecho encendió
las redes sociales brasileñas, que consideraron toda
una falta de respeto de adidas hacia el fútbol brasileño hasta el punto de que
fue necesario que los directivos de la firma alemana en Brasil sacaran una
justificación al por qué no habían elegido dicho nombre entre las alternativas
posibles para el balón: la marca argumentó razones basadas en problemas de
índole legal que podrían presentarse a la hora de registrar ese nombre de
manera comercial, defendiendo que el nombre de “Gorduchinha” era un
apelativo potencialmente muy problemático pues eran conocedores de que el mismo
está registrado en Brasil aunque no por su creador, Osmar Santos, por lo que en
el supuesto de seleccionarlo, adidas se vería obligada a negociar con un
particular el reparto de derechos sobre el mismo, cosa que al parecer la firma
alemana no acepta. Este hecho fue considerado por los especialistas del sector
como un enorme paso en falso de la marca alemana en un territorio gobernado por
su gran rival Nike.