Under Armour se pone meta: 4.000 millones de facturación

0

Aunque para muchos, sobre todo en Europa, Under Amour es esa gran desconocida, las grandes compañías de ropa deportiva, sobre todo en los Estados Unidos, están viendo con preocupación el importantísimo avance de la firma norteamericana que amenaza con conquistar gran parte del territorio ganado por las dos grandes marcas por excelencia, Nike y adidas, al menos en suelo yankee.

Under Amour no se ponde límites. Y lo que es más preocupante para sus rivales, mira siempre a lo grande. Así, el grupo estadounidense se ha planteado el superar los 4.000 millones de dólares de facturación en tan sólo dos años, duplicando así la cifra alcanzada en el último ejercicio, donde obtuvo algo más de 2.300 millones de dólares en venta.

Aunque es más que evidente que este gran volumen de negocio está, aún, muy lejos de lo facturado por las dos grandes marcas rivales, Nike y adidas, la gran preocupación de las mismas es que mientras ellas parecen entrar en un peligroso estancamiento en cuanto a popularidad y consolidación en el mercado se refiere, Under Armour aparece como el corredor rezagado que viene desde atrás remontando rivales y que amenaza con llevarse la victoria final ante la confianza (y agotamiento) de los que van en primera posición.

La firma norteamericana concluyó el ejercicio pasado con un importante incremento en su beneficio neto del 26%, alcanzando los 163 millones de dólares. Tan sólo un año antes, ese beneficio era de 129 millones de dólares.

Dentro de los planes de expansión de la firma está la puesta en marcha y consolidación de un nuevo concepto de retail: Under Armour Brand House, las nuevas tiendas que contarán con un concepto diferente al del resto de puntos de ventas de Under Armour y que sólo estarán ubicadas en estratégicas localizaciones para la marca y su expansión.

Uno de los grandes objetivos de la compañía es, como el de otras marcas, conquistar China, donde tiene previsto pasar de la docena de tiendas que tiene en la actualidad hasta llegar al medio centenar. México, Brasil o Chile son algunos de los otros mercados donde la compañía tiene previsto consolidar su ahora incipiente presencia.