Under Armour se hunde en Bolsa

0
  • La marca se desplomó en la Bolsa de Nueva York en el día de ayer después de presentar las cuentas correspondientes al ejercicio 2016, con un resultado bastante inferior al previsto y al obtenido un año antes

Alerta en Baltimore. Una de las firmas a las que se le presume más futuro dentro del mundo de la industria del deporte, la compañía estadounidense Under Armour, ha presentado unos más que preocupantes números en la bolsa de Wall Street que han hecho encenderse todas las luces de alarma en la compañía presidida por Kevin Plank.

Under Armour se hunde en Bolsa

Fue durante mucho tiempo uno de los valores referencia dentro de una de las Bolsas de Valores más importantes del mundo, Wall Street. Pero sin embargo, parece que aquellos días han quedado muy atrás.

Así, según informan varios medios, la compañía con sede en Baltimore y presidida por Kevin Plank vivió en el día de ayer uno de los lunes más negros de su historia con un derrumbe en el valor de su cotización que en muchos momentos del día superó incluso el 20%. El motivo, la presentación de sus cuentas del ejercicio 2016, donde habría obtenido un beneficio neto de 200 millones de dólares, un 14% inferior al obtenido en el mismo periodo del año anterior.

En caída libre

La compañía presentó una valoración de sus acciones que no vivía desde el año 2013, cuando estaba en pleno ascenso bursátil. Recordemos que la compañía en el periodo 2012-2015 multiplicó por cinco su cotización en la Bolsa de Nueva York, lo que llegó a sembrar de inquietud a firmas como adidas o Nike.

A pesar que hace tan sólo algo más de un año sus valores cotizaban por encima de los 53 dólares, al cierre de los mercados en el día de ayer apenas alcanzaba los 25 dólares, cantidad con la que se debe dar más que por satisfecha después de que en algunos momentos estuviera en riesgo incluso mantener el umbral de los 20 dólares.

Varias razones podrían explicar este desplome. La primera, la salida de su director financiero, Chip Molloy, que no ha ayudado nada a calmar los ánimos con respecto a la compañía entre los inversores. Su ralentización en el mercado norteamericano y la dura competencia existente en el mismo son otros de los motivos que han propiciado que las alarmas hayan comenzado a encenderse en su sede de Baltimore.

La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport