Under Armour, a la ‘guerra’ tecnológica adidas-Nike

1

Una de las grandes apuestas en los últimos años de las dos grandes marcas de productos y ropa deportiva que gobiernan el sector, Nike y adidas, fruto de los cada vez mayores avances tecnológicos aplicados al mundo del deporte y de la ropa deportiva, han sido las aplicaciones tecnológicas, apps y productos relacionados con las mismas, que monitorizan nuestra actividad física.

A nadie se nos escapa la FuelBand de Nike o el miCoach de adidas además del lanzamiento de nuevos productos, como los relojes inteligentes de ambas compañías. Sin embargo, este mercado, que parecía acotado a las dos grandes multinacionales, va a ver como en breve tiene un nuevo inquilino, un serio competidor que amenaza con cambiar el status quo existente en el sector para las dos gigantes.

Así, Under Armour, la marca de ropa deportiva estadounidense, ha invertido más de 150 millones de dólares para adquirir MapMyFitness, una compañía especializada en el desarrollo de apps para monitorizar la actividad física del individuo.

El asunto ha cogido de imprevisto a las dos compañías dominantes dentro del mercado mundial, Nike y adidas, que ven con preocupación la llegada de una firma, Under Armour, con un importante prestigio dentro del mundo del deporte y de la ropa deportiva, cada vez mayor, y que amenaza con acabar con el binomino dominante dentro del mercado.

El primer objetivo de Under Armour es el mercado norteamericano, mercado en el que chocará frontalmente con Nike, por lo que el gigante de Oregon será la primera que puede sufrir en sus propias carnes la llegada de Under Armour al sector. Una vez asentada en el mercado norteamericano, la firma pretende dar el salto a nivel mundial, donde adidas sería la otra gran afectada.

Under Armour es una compañía con sede en Baltimore y que registró una facturación de más de 1370 millones de euros en el año 2012, y a la que se considera como una de las grandes rivales que tendrá en el futuro las dos gigantes actuales, adidas y Nike.

  • Genial esto es bueno que haya mas competencia, pero el problema es que solo serían como 3 marcas las que dominen el mercado.