Under Armour ataca a Nike y va a por el City

1
Manchester City
Under Armour se ha fijado en el Manchester City para mantener su presencia en la Premier
  • La firma norteamericana pretende seguir teniendo una importante presencia en la Premier League ahora que va a perder al Tottenham Hotspur, club que vestirá precisamente a Nike

La multinacional norteamericana se resiste a perder presencia en la Premier League. Y a pesar que hasta ahora su gran valor en la competición británica era el Tottenham Hotspur, club que vestirá Nike a partir de la próxima temporada, la firma de Baltimore va a por todas y, además de contar con la presencia asegurada del Southampton, quiere a uno de las principales referencias de precisamente Nike: el Manchester City.

Objetivo: Manchester City

Under Armour se resiste a perder presencia dentro de la Premier League. Sabe que el mundo del fútbol es una de las grandes puertas de entrada para su desembarco en Europa pero necesita un club de renombre para poder situarse y ganar presencia en un mercado dominado en su mayor parte por adidasNike pero que cuenta con una atomización de marcas en torno a él como firmas como PumaNew BalanceJomaMacron entre muchas otras.

Y uno de los grandes objetivos de la compañía presidida por Kevin Plank es uno de los dos grandes de Manchester, ciudad donde recientemente ha abierto una tienda oficial y en la que ha puesto su gran objetivo: vestir al Manchester City.

Oportunidad de Oro

La marca es conocedora de los problemas que tiene Nike con su todavía patrocinado. Nike y el City concluyen su relación a finales de la temporada 2017/2018 y en el club no están demasiado conformes con los términos de su actual vinculación, por la que Nike abona entre 20 y 25 millones de euros al año, una cantidad muy alejada de lo que cobran clubes y entidades como el FC Barcelona, el Chelsea o el Manchester United.

En Under Armour son conscientes de este distanciamiento. El City quiere una cifra muy parecida a lo que cobran los grandes clubes europeos y que podría estar en torno a los 80 millones de euros. En la compañía de Baltimore están dispuestos a tirar la casa por la ventana y hacer un esfuerzo para equipar a uno de los clubes más mediáticos del Reino Unido y de Europa, y que se convertiría en la punta de lanza de la nueva estrategia norteamericana para el mundo del fútbol europeo en los próximos años.