Under Amour prepara el asalto a Europa vía Alemania

0
  • Under Armour prepara el desembarco en Europa a través de Alemania
  • El imparable ritmo de crecimiento de la marca en los Estados Unidos le llevó a arrebatar a adidas la segunda posición del mercado norteamericano

Una de las marcas que más ha crecido en los últimos años, con una curva alcista que ha comenzado a levantar la preocupación en las grandes firmas del sector como Nike o adidas, no es otra que la compañía de Baltimore, Under Armour, que poco a poco, sin apenas hacer ruido y con una estrategia de expansión elogiada por muchos, va acaparando cada vez mayor cuota de mercado a la par que logra, de paso, poner nerviosas a sus grandes rivales.

América, objetivo cumplido

Aunque es evidente que aún tiene mucho terreno por recorrer (y mejorar) en el sector de la ropa deportiva en los Estados Unidos, la compañía norteamericana se da ya por satisfecha con los resultados conocidos hace tan sólo unas semanas a través de las redes sociales y de los que nos hicimos eco en Marketing Deportivo MD.

Los últimos informes de ventas daban un espectacular avance a Under Armour que se llevaba el protagonismo de los mismos arrebatando a adidas la segunda posición del mercado estadounidense. Así, mientras la marca alemana perdía un 23% respecto al año anterior, la firma de Baltimore crecía hasta un 20% más, unos datos increíbles que comenzaban a preocupar no ya a adidas, ampliamente superada por Under Armour, sino a la dominadora del mercado, Nike, que empezaba a mirar con inquietud el avance de la compañía que dirigía Kevin Plank.

Europa, el siguiente reto

Sin embargo, Plank tiene planes muy ambiciosos para la compañía que pasan, como no podía ser de otra manera, por la conquista del mercado europeo. Para ello, la firma tiene preparada una ambiciosa estrategia con la que asaltar dicho mercado en la que Alemania juega un papel fundamental.

Así, el primero de los movimientos claves será la apertura, a comienzos del año que viene, de su primera filial en tierras germanas, un país dominado por las dos marcas hermanas (y rivales), adidas y Puma, naturales de Alemania. Al frente de la misma estará un ex de adidas, Alex Blank, que tiene previsto dividir la estrategia en dos partes diferenciadas: así, la primera etapa sería apuntalar el segmento del running y el fitness, vías de entrada más accesibles que otros deportes más complicados. A partir de ahí, y tan sólo un año después, los planes pasan por desembarcar en la Bundesliga, si puede ser a través de un equipo puntero, mejor que mejor.

Blank no escatima en ambición y defiende que con un resultado exitoso de dicha estrategia, su compañía puede consolidarse como la tercera en discordia en el mercado alemán en un plazo máximo de tres años, aunque para ello deberá superar a firmas germanas muy consolidadas en aquel mercado, como Jako, Erima o Patrick.