Los “calcetines mágicos” de adidas y Nike, en peligro

0

Tan enfrascadas estaban Nike y adidas en la nueva batalla que han decidido poner en marcha dentro del mundo del fútbol, las botas tejidas, conocidas de manera cariñosa como los calcetines mágicos, que han obviado una importante normativa que puede traer como consecuencia que todo el dinero invertido por ambas compañías tanto en el estudio, como en el desarrollo y posterior comercialización de este producto se pierda irremediablemente.

La batalla por los calcetines mágicos vio la luz hace apenas dos semanas cuando las dos grandes marcas dominadoras en el panorama del marketing deportivo, Nike y adidas, presentaron casi a la par las nuevas botas tejidas que asemejan a una media o calcetín que se coloca en el pie del jugador para conseguir un mayor tacto y golpeo con la pelota.

Sin embargo, ni Nike con sus Magista ni adidas con sus Primeknit parecen haberse percatado de una importante normativa FIFA relativa a la indumentaria de los futbolistas que puede echar al traste toda la política estrategica que ambas firmas han puesto en marcha de cara a la promoción de las citadas zapatillas.

Así, lo que se suponía iba a ser una revolución tecnológica puesta en los pies de los principales jugadores del próximo Mundial por ambas marcas puede quedarse en uno de los fracasos de estrategia más importantes de los últimos años cometido además a la vez por ambas compañías.

La polémica estriba en la fusión de la media con la bota para prolongarse por encima del tobillo, algo totalmente prohibido por la normativa FIFA en lo referente a la indumentaria a lucir por los futbolistas, una normativa que exige que los futbolistas apliquen uniformidad a las medias, evitando con ello una alteración en el color uniforme de las mismas. El ejemplo más claro lo vemos en la prohibición de FIFA de una casi tradicción que gustaba mucho a los futbolistas, como lucir en las medias esparadrapos con el objetivo de fijar sus espinilleras o por simple comodidad. Así, para no confundir a los colegiados, la FIFA recomendó utilizar al menos cintas del mismo color que la media o incluso obligar a los colegiados a que los futbolistas tiñeran o pintaran esos esparadrapos, esas cintas, del mismo color que la media, como vemos en la fotografía con Iker Casillas, que tuvo que colorearlos con un spray.

En el caso de las zapatillas tejidas nos encontramos con que las botas en cuestión, tanto las de Nike como las de adidas, llevan unidas un trozo tela asemejando un calcetín, que evidentemente provoca que encima de las medias oficiales se luzca ese trozo de tela unido inexorablemente a la bota.

Los estamentos consultados al respecto consideran que, con el reglamento en la mano, FIFA debería prohibir el uso de las citadas botas, tanto las de Nike como las de adidas, en el próximo Mundial, algo que se antoja realmente difícil de conseguir, sobre todo después de todos los millones que ambas compañías han invertido para rentabilizar el producto.

Así pues, estamos ante uno de los casos más estrambóticos que se haya dado en la historia del marketing deportivo y que como consecuencia más inmediata puede dar lugar a que ambas compañías tengan que dejar en sus estanterías uno de sus productos más cuidados y más estratégicamente lanzados al mercado. Y todo por un error, por un tremendo error tanto de Nike como de adidas.