Una cerveza dará nombre a una sede de Brasil 2014

0

“Itaipava Arena Fonte Nova”. Así se denominará uno de los estadios que acogerá encuentros del Mundial 2014 brasileño además de ser sede también para la próxima Copa Confederaciones a disputar el próximo verano en Brasil de acuerdo con el anuncio oficial llevado a cabo hoy por los responsables del mismo.

El estadio de fútbol de la ciudad brasileña de Salvador, elegido para ser sede tanto de la Copa Confederaciones del próximo mes de Junio como para la Copa del Mundo FIFA del año que viene, a disputar ambas en suelo brasileño, dejará a un lado su tradicional nombre de “Fonte Nova” para adoptar, durante los próximos diez años, el de una conocida marca cervecera: “Itaipava Arena Fonte Nova”.

El acuerdo ha sido rubricado y hecho oficial en el día de hoy con la cervecera brasileña Grupo Petrópolis, la segunda en importancia de todo Brasil, que se ha comprometido a abonar 50 millones de dólares durante lo próximos cinco años para ceder a la compañía sus derechos de naming rights.

Itaipava es una de las grandes marcas con las que cuenta el Grupo Petrópolis y el anuncio supone el primero de este tipo en el que una de las sedes del citado mundial cede sus derechos de naming rights a una casa comercial. El acuerdo alcanzado supone una vinculación que va mucho más allá de la cesión del nombre del estadio a la compañía toda vez que en virtud del mismo se garantiza al Grupo Petrópolis la exclusividad para vender sus marcas en todos los bares y restaurantes dentro del estadio.

Sin embargo, el contrato se interrumpirá durante la celebración de los encuentros del Mundial ni de la Copa Confederaciones, toda vez que la FIFA tiene a otra importante marca cervecera, Budweiser, como uno de sus principales patrocinadores, lo que le garantiza a la venta en exclusividad de sus cercezas y productos durante las competiciones. Sin embargo, y a pesar de ello, todo hace indicar que el golpe de efecto del Grupo Petrópolis al respecto ya lo ha conseguido, puesto que seguro que más de uno lo nombrará con su nueva denominación a pesar de los más que seguros intentos de la FIFA por evitar técnicas de ambush marketing que perjudiquen a sus sponsors oficiales.