Una compañía de seguros reclama a Armstrong 12 millones de dólares

0

El ‘ataque’ de sinceridad que ha tenido el norteamericano Lance Armstrong, siete veces vencedor del Tour de Francia, que como todos sabéis reconoció públicamente hace unas semanas que durante largos años llevó a cabo un sofisticado sistema de dopaje en su persona que le permitió rendir a mucho mayor nivel del que podía y que le ayudó a hacerse con importantes torneos, no le va a salir nada barato al norteamericano.

Así, hace poco él mismo reconocía en la ya célebre entrevista a Oprah Winfrey que el escándalo del dopaje en el que se encontraba envuelto le había supuesto perder unos 75 millones de dólares en concepto de patrocinios, correspondientes a firmas y casas comerciales que tenían asociada su marca a la del norteamericano (aunque esa afirmación realmente habría que matizarla, puesto que lo que le norteamericano ‘consiguió’ fue dejar de ingresar esos 75 millones de dólares como consecuencia de la retirada de los acuerdos de las diferentes compañías. ¿O acaso va a devolver esa cantidad a sus patrocinadores que se la han pagado durante esos años?),

Pues el tortusoso proceso en el que se ha metido el norteamericano parece que no ha hecho más que comenzar. Y lo que es peor para él, se ha dado el pistoletazo de salida a la presentación de demandas por parte de compañías que se consideran afectadas por el uso fraudulento de sustancias no permitidas por el norteamericano durante su carrera.

Así, SCA Promotions, una compañía aseguradora, ha presentado una demanda contra el ex-ciclista en un tribunal de Dallas en la que exige al norteamericano la devolución de 12 millones de dólares que la misma le pagó por los siete triunfos conseguidos en el Tour de Francia.

La cifra resultante procede de la suma de más de 7,5 millones de dólares en primas a los que hay que sumar una cantidad cercana a los 5 millones de dólares en concepto de daños, perjuicios y costes legales.

La compañía inició el proceso de solicitud de reintegro al ex-ciclista norteamericano en el año 2005, cuando surgieron las primeras acusaciones de dopaje contra el norteamericano, aunque lo cierto es que esta campaña de ‘exigencia’ a Lance Armstrong por parte de SCA Promotions se intensifió el pasado mes de enero con las declaraciones de Armstrong reconociendo su dopaje.

Los representantes legales de SCA Promotions han afirmado que la demanda responde a la falta de respuesta por parte de Lance Armstrong o sus abogados a las exigencias de SCA Promotions por lo que, ante la ausencia de contestación, no les ha quedado más remedio que interponer la correspondiente demanda ante el tribunal señalado.

Por parte del ex-ciclista, sus representantes legales afirman que SCA Promotions no tiene derecho a reclamar el reembolso de lo abonado en base a un acuerdo firmando entre las partes en el año 2006 en las que ambas se comprometían a no recusar, apelar o intentar la anulación del laudo arbitral.

Aunque no se sabe como acabará el asunto, lo cierto y claro es que ésta parece ser la primera de otras tantas demandas que es más que posible puedan interponer ex-patrocinadores del ex-ciclista ante el posible daño a su imagen que haya podido causar el reconocimiento del norteamericano de sus prácticas dopantes.