Un polémico anuncio de Neymar indigna a la comunidad gay

0

El flamante nuevo fichaje del FC Barcelona, un icono mediático para multitud de firmas comerciales, deberá cuidarse y mucho a partir de ahora de cada gesto que haga, de cada campaña en la que participe o de cada iniciativa o firma comercial para la que preste su imagen. Sobre todo porque cada acto, por inocente que sea, será mirado y analizado por miles de aficionados, con lo que las consecuencias de los mismos pueden afectar, y mucho, a la marca Neymar.

Y no parece haber comenzado con buen pie su andadura en la esfera internacional después de su anunciado fichaje por el FC Barcelona. Si durante todo el fin de semana ha sido noticia por el anuncio de su incorporación al conjunto azulgrana, los medios de comunicación internacionales se hacen eco ahora de una polémica surgida por uno de los últimos spots protagonizados por el jugador y lanzado a la luz apenas un par de días antes de su anuncio del fichaje por el FC Barcelona.

En uno de los tantos compromisos comerciales en los que suele participar el jugador del Santos, Neymar ha prestado su imagen para un anuncio de ropa interior de la marca brasileño Lupo. El todavía jugador del conjunto brasileño firmó, en el año 2011, un contrato de exclusividad con esta firma para convertirse en modelo de ropa interior de la conocida marca en Brasil. Y en el marco de dicho acuerdo, Neymar se puso tras las cámaras para protagonizar el nuevo spot de la compañía para este 2013.

El objetivo pretendido por la compañía no era otro que el de activar su nueva colección dentro del mercado brasileño con la imagen del jugador que le reportara un incremento en las ventas de sus productos. Sin embargo, las consecuencias que la iniciativa de la compañía está provocando no son los resultados que en principio pretendía obtener la marca brasileña sino realmente todo lo contrario. Y todo por un guión, quizás, mal valorado en cuanto a las posibles susceptibilidades que el mismo, como así ha sucedido, pudiera levantar.

En el spot, el crack brasileño hace las veces de improvisado modelo de una de las sucursales de Lupo donde ayuda al dependiente a vender sus productos posando en ropa interior para diferentes mujeres. Sin embargo, después de visualizado el mismo, la comunidad gay internacional ha puesto el grito en el cielo, acusando al futbolista de colaborar en una campaña que promueve la homofobia. Y todo por la escena final del mismo. En ella puede verse como Neymar huye de puntillas cuando encuentra que el próximo cliente es un hombre.

Las críticas no tardaron en llegar y las redes sociales se convirtieron en un ebullidero de opiniones en contra de la marca y del propio Neymar, al que acusaban de homófobo. Tal ha sido la repercusión del asunto, que la propia empresa se ha visto en la obligación de emitir un comunicado asegurando que en ningún momento hacen ningún tipo de juicio y que el anuncio no tiene implícito ningún tipo de connotación homosexual. Desde el entorno del jugador, aún no se ha hecho mención al respecto.

Neymar se ha convertido en uno de las marcas más atractivas para las firmas y casas comerciales. Su nivel de influencia mediática sigue creciendo a pasos agigantados y ahora, tras su fichaje por el FC Barcelona, la notoriedad de todo cuanto haga, diga o piense en voz alta el jugador se multiplicará exponencialmente. Sin embargo, precisamente por ello, deberá rodearse del mejor equipo de asesores que le orienten de manera positiva en las posibles vinculaciones y actos comerciales en los que participe con un único objetivo: no deteriorar la imagen de la marca Neymar y posibilitar, con ello, una misnuvaloración de la misma que iría en detrimento del propio jugador.

Cuanto antes le hagan ver al jugador la dimensión de sus actos y sus posibles consecuencias, menos probabilidades habrá de que su marca e imagen salgan dañadas. Mientras tanto, asitirá impávido a escándalos como el que le ha salpicado con la marca Lupo.