Un nuevo patrocinador podría teñir de rosa los Force India

1
591
Mercedes de la DTM patrocinador por BWT
Force India podría tener que vestir sus monoplazas de rosa por exigencia de su nuevo patrocinador
  • La escudería está a punto de cerrar un importante acuerdo de patrocinio con la empresa de tecnología acuática BWT que impondría como exigencia teñir el chasis de sus monoplazas en color rosa.

El mundo del deporte actual sería inimaginable, o al menos, completamente diferente al que hoy conocemos, de no existir las firmas y marcas patrocinadoras. Compañías dispuestas a aportar ingentes sumas de dinero a proyectos deportivos que permiten elevar el nivel de las diferentes especialidades deportivas y tener el deporte que en la actualidad podemos disfrutar. Sin embargo, y aunque pueda parecer lo contrario, ese tipo de acuerdos se basan en una reciprocidad, una serie de contraprestaciones que, en algunos casos como es el actual, dan lugar a situaciones que llaman poderosamente la atención.

Un Force India de rosa

El diseño de los monoplazas de la escuería Force India podría sufrir un importante cambio justo antes de que comience la nueva temporada en apenas unas semanas. La escudería, dirigida por Vijay Mallya, se halla en avanzadas negociaciones para incorporar a su catálogo de patrocinadores oficiales a la empresa de tecnología acuática BWT, un acuerdo que comprende una serie de cesiones a la compañía por parte de la escudería, algunas de ellas sumamente llamativas.

Así, quizás lo que más ha llamado la atención sea la posibilidad de que los nuevos monoplazas de la escudería india abandonen el color plateado de las últimas temporadas para aparecer en la parrilla de salida con un color completamente rosa por exigencias de BWT.

Exigencia sin condiciones

A pesar de que será su primera incursión en la Fórmula 1BWT ya ejerce de patrocinador de varias escuderías en otras categorías del automovilismo. Y en todas ellas siempre ha exigido lo mismo: los monoplazas deben ser de color rosa.

El último en experimentar esta exigencia fue el Mercedes de Lucas Auer, que la temporada pasada participó en el DTM y que lució el color rosa en su chasis al tener a la compañía BWT como máximo patrocinador.