Un fracaso de España hundiría su status con los sponsors

0
Chile amenaza el status de España en el marketing deportivo
  • La abultada derrota sufrida por España ante Holanda en su debut en Brasil 2014 condiciona y mucho sus esperanzas de continuar viva en el torneo, convirtiendo el encuentro ante Chile en vital… y no sólo desde el punto de vista deportivo
  • Una eliminación temprana en Brasil 2014 redundaría de manera negativa en los acuerdos que la Federación Española de Fútbol tiene con sus patrocinadores además de bajar su caché
  • España ha acudido a Brasil 2014 con 19 patrocinadores oficiales, muchos de los cuales finalizan su relación a la conclusión del Mundial

La abultada derrota, 1-5 ante Holanda, con la que la actual Campeona del Mundo, España, ha debutado en el presente Mundial de Brasil 2014 ha encendido todas las alarmas dentro de la expedición española desplazada hasta tierras brasileñas además de llevar el desánimo a los millones de aficionados españoles que vieron como el futuro de España en la presente cita mundialista ha quedado muy condicionado a lo que puedan desplegar sobre el terreno de juego los pupilos de Vicente del Bosque en sus dos siguientes y decisivos encuentros: en la última jornada de esta primera fase ante Australia, pero sobre todo, ante Chile el próximo miércoles. Un tropiezo ante los sudamericanos supondrá el retorno, antes de lo previsto, de los vigentes campeones.

Esas alarmas que la derrota ante Holanda han encendido en la delegación española se han convertido, además, en un motivo de preocupación más que importante fuera también del aspecto meramente deportivo. Así, desde el departamento económico de la Real Federación Española de Fútbol ya hacen cábalas acerca del enorme varapalo que recibirán sus números en caso de volver a España antes de tiempo. Y no tanto en la actualidad, sino en el futuro inmediato.

Un lustro con 200 millones de ingresos de patrocinadores

Desde que la Selección Española de Fútbol comenzara su época dorada con la Eurocopa conquistada en el año 2008, que abriría un periodo de cinco años de dominio absoluto de España en el fútbol mundial, los ingresos en la Real Federación Española de Fútbol se dispararon. Y no sólo por la conquistas de Eurocopa – Mundial – Eurocopa como veremos a continuación.

Ganar el Mundial de Sudáfrica 2010 supuso la llegada de unos ingresos en premios económicos de FIFA de 30 millones de euros, que habría que sumar a los más de 20 millones de euros que obtuvo por la conquista de la Eurocopa de 2008 y a los que se deben añadir los 23 millones recibidos de UEFA por el título de la Eurocopa de 2012. En definitiva, por conceptos meramente deportivos, por sus títulos, en ese periodo de cinco años, España ingresó en premios una cifra que rondó los 75 millones de euros. Sin embargo, no fue éste el verdadero origen del caudal de millones que le han llegado desde entonces a las arcas de la Federación Española de Fútbol sino el del marketing deportivo.

Antes de conquistar el título de 2008, España generaba algo más de 15 millones de euros por contratos publicitarios, una cifra que le dejaba a muchísima distancia de las grandes acaparadoras de estos conceptos dentro del fútbol Mundial. Sin embargo, la conquista de aquella primera Eurocopa de este ciclo (que era a su vez la segunda en la historia del fútbol español) supuso un cambio radical. Desde entonces, España ingresa más del doble en publicidad y su caché por partido amistoso ha pasado de algo más de 1 millón de euros a una cifra que ronda entre los 2,5 y los 3. Sólo en encuentros amistosos en este periodo, España ha ingresado casi 60 millones de euros gracias a sus partidos con selecciones como Arabia Saudita, Venezuela, Costa Rica, Azerbaiyán, Panamá, Estados Unidos, México, Portugal o Argentina.

19 patrocinadores, casi todos con finalización del contrato a la conclusión de Brasil 2014

Con estos antecedentes, con el enorme valor y potencia de su marca dentro del mundo del marketing deportivo, España se ha presentado en Brasil 2014 con hasta 19 patrocinadores oficiales, sponsors dispuestos a abonar importantísimas cantidades de dinero con tal de unir su imagen a la que todavía es la vigente Campeona del Mundo en su defensa del título en tierras brasileñas, y casi todos ellos con un denominador común impuesto por la Federación Española de Fútbol, un factor que ahora se puede volver en contra de la misma si España se vuelve de Brasil antes de tiempo. De esos 19 patrocinadores, la inmensa mayoría llega al final de ciclo de su relación con la Federación justo a la conclusión del Mundial de Brasil. Esto es, una vez concluya la cita, será necesario pasar por las oficionas para negociar una ampliación del contrato y los términos del mismo o, por el contrario, el abandono de dicho patrocinio. Ello se basa como decimos en una política instaurada por la propia celebración de acordar relaciones cortas en el tiempo y coincidentes, en su conclusión, con el inicio o finalización de un determinado acontecimiento futbolístico en el que participe la Selección, hecho ahora que supone un auténtico handicap dada la situación deportiva de España en Brasil y su futuro en la competición.

España acudió a Brasil con algunas firmas ya renovadas. adidas, el actual sponsor técnico español, renovó su fidelidad a España hasta el año 2018, por lo que por este tipo de patrocinio tienen más que tranquilas las expectativas en la Federación. Y nada más llegar a suelo brasileño, se anunció que Iberdrola seguirá patrocinando a España hasta 2016 tal y como contamos en Marketing Deportivo MD. Sin embargo, en el resto de casos, tocará sentarse a hablar. Y ahí está la verdadera preocupación actual en los responsables de las cuentas españolas.

Uno de ellos, Nissan, dejará a España para centrarse en la Champions, por lo que será necesario encontrar sustituto en este apartado. Con Cruzcampo y Movistar, otros dos importantes patrocinadores, tocará negociar y con firmas tan emblemáticas en la Selección como la aseguradora Pelayo o la petrolera Cepsa, también tocará sentarse para al menos mantener el dinero que aporta cada una.

Los ingresos por marketing y patrocinio deportivo, claves en las ganancias de la Federación

En total, los ingresos por marketing deportivo, por imagen y publicidad, representan en la Federación Española casi el 60% de sus ganancias totales.

Una mala actuación en Brasil 2014 y, sobre todo, una eliminación ahora en la primera fase, supondría, de golpe y porrazo, una vuelta en las remuneraciones a obtener por dichos conceptos a casi niveles de antes de su primera Eurocopa, aunque versiones más optimistas no fijarían una situación tan alarmista y la devolverían a niveles de antes de la conquista del Mundial de Brasil. No sólo están en juego esos contratos con los patrocinadores. Su caché para amistosos, recordemos, entre 2,5 y 3 millones de euros por encuentro, también bajaría ostensiblemente.

España se juega ante Chile la posibilidad de continuar viva en este Mundial de Brasil. Un tropiezo ante los chilenos supondría el regreso de la expedición española a casa muchísimo antes de lo que cualquiera hubiera podido prever. Pero, sobre todo, supondría la pérdida de un status, el actual, dentro del terreno del marketing y patrocinio deportivo que le han dado muchísimo dinero a la Federación. Para el partido del miércoles sobre el equipo de Vicente del Bosque estarán puestas las esperanzas de los aficionados españoles, de los responsables de las cuentas de la Federación… y también los ojos de los patrocinadores, que en algo más de un mes deberán sentarse a renovar sus contratos con la misma.