Un cromo de Jeremy Lin se subasta en eBay por más de 16.000 euros

0

Una cosa de locos. Así se podría definir el fenómeno que está aconteciendo en torno al joven jugador de los Knicks.
Lo último, la subasta de un cromo en ebay de cuando el jugador debutó con los Golden State Warriors en la NBA, autografiado por el propio Lin, que ha adquirido un valor de más de 16.000 euros (21.580,00 dolares) en una subasta en ebay.

Un pedazo de papel sin valor alguno hace apenas un mes que ha convertido a su agraciado propietario en un hombre 16.000,00 euros más rico. La historia no tiene desperdicio. Yair Rozmaryn, el afortunado propietario (ya ex-propietario) del cromo en cuestión, decidió adquirir el ansiado cromo en otra subasta por ebay hace apenas un mes, cuando el valor del mismo apenas sobrepasaba los 100 euros. “Compré el cromo apenas una semana y media antes de que se desatara la locura. Fue justo antes del partido ante los Jazz (ahí, Lin anotó 28 puntos y repartió 8 asistencias). Lo compré por 180 dólares (unos 135 euros), y al poco ya valía 2.000 dolares (unos 1.500,00 euros).

El avispado propietario, viendo las posibilidades, lo puso de nuevo a la venta y logró obtener la nada despreciable cantidad de 16.057,00 euros en una alocada subasta que terminó con el cromo en manos de un adinerado (supongo) postor que dio esa cifra por el mismo. Además, Rozmaryn se encontró con que el cromo formaba parte de una serie limitada de tan sólo 25 unidades. La unidad subastada era la 17, justo el número que tiene en la camiseta Jeremy Lin.

Un fenómeno que va creciendo día a día y que parece, a día de hoy, imparable. Un fenómeno que está rayando la locura en muchos aspectos y que muchos, a día de hoy, se preguntan si no será flor de un día. Lo que está claro es que las empresas siguen apostando por un jugador que hace apenas un par de meses era conocido y que con tan sólo cinco o seis actuaciones, se ha convertido en el eje del universo NBA. Pero…¿qué pasará como Lin no llegue a ser el jugador que despunta ser? ¿Y si se para en su progresión y se queda en un jugador más de la NBA? Y sobre todo, ¿cómo repercutiría esto a la ingente inversión que tantas y tantas empresas están realizando con la Linsanity? Un fenómeno que será curioso de estudiar.