Un asteroide llamado Rafa Nadal

0

El asteroide 128036 descubierto por el Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM) en el año 2003 lleva un nombre conocido para muchos en el mundo del deporte: Rafael Nadal.
¿Estrategia de marketing o reconocimiento al tenista? Pues probablemente algo de cada cosa haya en el tema. Supongo que muchos de vosotros ya conocéis la historia y la existencia de este asteroide. Para los que no la conocéis, os cuento: el 28 de mayo del año 2003 el Observatorio de Mallorca descubrió un nuevo asteroide en el firmamento, cosa que en principio no tiene mayor relevancia que la de catalogar un nuevo objeto del espacio exterior. El asteroide fue hallado entre Júpiter y Marte, con un diámetro aproximado de 4 kilómetros y desplazándose a una velocidad de 20 kilómetros por segundo entre ambos planetas. Por aquel entonces, Rafael Nadal Parera era un joven tenista que prometía por su enorme calidad con la que jugaba al tenis, una promesa de este deporte en España. A partir del año siguiente a este descubrimiento, en el año 2004, se produce la explosión del jugador con una aparición estelar en la Copa Davis de ese año ante la ausencia de las dos estrellas de la selección española en ese momento, Juan Carlos Ferrero y Carlos Moyá. A partir de ahí, la historia de éxitos del tenista es conocida por todos.

Como reconocimiento a esta carrera ‘meteórica’, el Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM) propone a la Unión Astronómica Internacional (IAU), el bautizo del asteroide 128036, descubierto por el propio OAM, como asteroide Rafael Nadal, como reconocimietno a los méritos y carrera profesional del jugador. En verano del año 2008, el IAU notifica al OAM el reconocimiento de dicho nombre: acaba de nacer el asteroide Rafael Nadal, siendo uno de los pocos deportistas del mundo que brillan con luz propia tanto en la tierra, como en el espacio exterior.