Un año de traspasos en FIFA

0

Allá por el año 2007, el máximo organismo del fútbol a nivel mundial, la FIFA, acordó la implantación de un sistema que regulase el mercado de traspasos de futbolistas profesionales.
De esa manera, en aquel mismo año, nació el TMS, o lo que es lo mismo, el Transfer Matching System, el Sistema de Correlación de Transferencias, cuyo objetivo fundamental era mejorar la integridad y la transparencia  del mercado de fichajes y aplicar la normativa FIFA en  materia de protección de menores.

Un par de años más tarde, en septiembre de 2009, se tramitó el primer traspaso electrónico a través del sistema TMS: el del defensa Jean-Joël Perrier-Doumbé del Celtic al Toulouse. Y desde el pasado 01 de octubre de 2010, la aplicación y utilización de este sistema en todos los traspasos es obligatorio para todos los profesionales. Gracias a este registro, el año 2011 ha sido el primer año completo en el que se ha utilizado de manera íntegra en todas las transferencias de jugadores del sistema TMS, por lo que por primera vez, la FIFA ha podido registrar y analizar los traspasos de un año completo. Y en base a esto, ha publicado el peimer estudio de Mercado de Traspasos Global 2011, que ofrece un balance de los fichajes procesados entre el 01 de enero y el 31 de diciembre de ese año.

¿Y qué es lo que más llama la atención en este informe? Pues varios aspectos:
  1. En primer lugar, durante todo el 2011 se llevaron a cabo una media de un traspaso cada 45 minutos, donde los meses de enero, julio y agosto fueron los más activos, pues coparon el 60% de los movimientos de futbolistas durante el año.
  2. Casi el 70% de los traspasos corresponde a jugadores que han finalizado o estaban sin contrato, fruto quizás de la enorme recesión económica que vive todo el planeta.
  3. Casi  3 billones de dolares en retribuciones se han contabilizado en el TMS, el 82% de los cuales se han pagado en retribuciones fijas. En efecto, la media resulta tan alta por la presencia de algunos fichajes estratosféricos. Las transferencias de jugadores que acarrean el pago de retribuciones no representan más que el 14%; el 86% restante se llevan a cabo sin desembolso de dinero. De la misma manera, el salario medio anual de un futbolista profesional se estima que es de 244.000 dólares, pero ese promedio no refleja bien la normalidad por estar sesgado hacia arriba a causa de un pequeño número de salarios superlativos. La media de los salarios, un parámetro estadístico más revelador en este caso, es de 43.000 dólares, lo que quiere decir que el 50% de los futbolistas ganan más que esa cantidad y el otro 50% ganan menos.
  4. Brasil, junto con Argentina, siguen gozando de muy buena salud en cuanto a salida de jugadores se refiere.
  5. Más de 100 millones de euros pagaron los clubes en concepto de comisiones a los agentes de los jugadores por dichos traspasos. Ahí sólo se incluyen las comisiones pagadas por los clubes. Las pagadas por los jugadores a sus representantes no tienen obligación de declararse en el sistema TMS. La comisión media de un agente de club se eleva a 240.000 dólares, por un valor de traspaso medio de 1,5 millones de dólares.

En definitiva, cifras astronómicas para un deporte que mueve y genera millones en todo el mundo y un intento de transparencia en la FIFA por tratar de regular mediante este sistema todo el proceso de traspasos, a veces, tan poco proceloso.