Twenty Twenty (2020): Los planes de Nike para Brasil

0



Los importantes acontecimientos deportivos que en los próximos años podremos ver poner en marcha, desde el punto de vista organizativo, de un país considerado en la actualidad como una de las economías emergentes más pujantes y con mayor influencia a nivel mundial, Brasil, ha provocado que las principales compañías comerciales fijen sus ojos no sólo en dichos acontecimientos, sino en el propio país para reorganizar su presencia y consolidar su estrategia para implantarse de una manera mucho más potente en suelo sudamericano.

Nike siempre ha considerado a Brasil como la niña de sus ojos. A pesar de que en la actualidad el pais carioca es el cuarto mercado dentro de la firma norteamericana, por detrás de la nación patria de Nike, Estados Unidos, del enorme atractivo del mercado asiático que encabeza China y de su presencia en suelo europeo a través del Reino Unido, Brasil siempre ha sido uno de los principales objetivos de la firma norteamericana, que ha convertido al país brasileño en el lugar idóneo para establecer su base de operaciones con vistas al continente sudamericano. Y la llegada de dos acontecimientos deportivos de la importancia de un Mundial de Fútbol FIFA y de unos Juegos Olímpicos, no ha hecho más que acrecentar el interés de la firma de Oregon por la patria de figuras tan representativas dentro del mundo del deporte como Pelé.

La compañía norteamericana lleva instalada en suelo brasileño desde el año 1999 aunque su relación con el país carioca se inició con anterioridad gracias a la sponsorización técnica de la CBF, relación que en 2014, año mundialista, cumplirá 14 años ya en lo que es uno de los mayores valores de Nike en Brasil. Sin embargo, los planes de Nike para Brasil van mucho más allá de la mera colaboración con la CBF.

La firma con sede en Oregon ha puesto en marcha lo que, en círculos internos de la compañía han llamado el plan Twenty Twenty (2020), un ambicioso proyecto para los próximos siete años que pretenden convertir al mercado brasileño en, al menos, el tercer mercado en importancia de Nike tan sólo por detrás de Estados Unidos y China aunque sus verdaderas aspiraciones es auparlo hasta la segunda posición.

Así, esta estrategia de los norteamericanos va mucho más allá de la mera asociación con deportistas o entidades deportivas y abarca un proceso mucho más ambicioso para la consolidación de la marca dentro de dicho mercado. Así, recientemente, Nike ha lanzado en suelo brasileño la plataforma digital Nike.com.br, un lugar que, más que un simple canal de ventas, pretende convertirse en un medio de comunicación y relación directo con los consumidores y aficionados, un punto de encuentro y de reunión para los amantes del deporte en general, donde se podrá desde adquirir productos, hasta la personalización de los mismos, participar en eventos de la compañía y disfrutar de todas las posibilidades que Nike ofertará a los visitantes. No se quedan ahí los proyectos de Nike para este periodo. Nike abrió el año pasado en Ipanema el primer Experience Store de toda América Latina, lo que da una importancia de la apuesta de Nike por este mercado. Tan sólo hay 15 espacios similares en todo el mundo, ubicados en las principales ciudades de China, Japón, Estados Unidos, Francia, España y el Reino Unido, y son espacios que ofrecen mucho más que una amplia gama de productos en cada categoría, al acercar al consumidor servicios diferenciados, con presentación de nuevos productos, pruebas de los mismos y toda una serie de nuevas experiencias que acercan al consumidor final a una nueva forma de encarar sus compras. Y ahora, de cara a los Juegos Olímpicos de Río del año 2016, la compañía pretende abrir otras tiendas similares en todo el territorio brasileño con el gran objetivo de contrarrestar la fuerza de su gran rival adidas, patrocinador oficial de los dos grandes eventos a celebrar en Brasil: el Mundial de Fútbol FIFA y los Juegos Olímpicos de Río.

Estos planes se complementarán con importantes campañas de promoción y divulgación de al implantación de Nike en suelo brasileño, como un modo de activación de la marca en el mercado carioca. Además de ello, importantes modelos de nuevos productos tendrán un marcado aire brasileño y serán presentados, muchos de ellos, dentro de este territorio, con lo que ello implicará a nivel de notoriedad del país a nivel mundial.

Otro importante aspecto es tratar de incrementar el grado de participación de las empresas locales en la involucración a la hora de producir y fabricar los productos de Nike. En la ctualidad, los productos de la marca Nike en Brasil son fabricados principalmente por subcontratistas en un porcentaje que oscila entre el 60% y 70% de los que finalmente llegan al consumidor. La aspiración de Nike es involucrar aún a más compañías en el proceso productivo de sus productos para Brasil, industrias a las que exige un cada vez mayor compromiso a la hora de observar las exigencias en cuanto a calidad y respeto al medio ambiente que Nike pretende aportar en sus productos.

Y junto con estos planes expansivos en cuanto a infraestructuras y organización, que duda cabe que uno de los intereses principales pasa por el mantenimiento o incremento de la manera más rápida de llegar al consumidor final: la sponsorización y patrocinio de importantes entidades deportivas. En este apartado, la palma se la lleva la CBF y la Selección Brasileña de Fútbol, que tras 14 años de relación, a cumplir en 2014, es más que posible que tengan que sentarse a renegociar las bases de su acuerdo que permite ostentar a Nike la sponsorización técnica de Brasil, que es la camiseta de fútbol más vendida de la compañía y de la cual, en lo referente a las ventas de la nueva camiseta de Brasil para “su” Mundial, espera alcanzar unos ingresos que abarcan muchos miles de millones de dólares, todo un negocio para Nike. Sin embargo, ello supondrá hacer un importante esfuerzo económico para mantener a Brasil en su portfolio y evitar su marcha a su gran rival adidas, con serias ambiciones de una mayor implantación en suelo brasileño.

Junto con la CBF, la llegada a los más importantes clubes de un deporte como el fútbol, casi una religión en el país sudamericano, es otro de los objetivos para este periodo. Así, la marca pretende afianzar y consolidar su presencia ante el ímpetu que su gran rival está llevando a cabo a través de interesantes movimientos estratégicos dentro de suelo brasileño.

Twenty Twenty (2020): un plan con el que Nike pretende convertir a Brasil en la pasarela de lanzamiento de la marca para territorio sudamericano en los próximos siete años.