Tras su venta, el Once Caldas podría cambiar nuevamente de nombre

0

Las enormes dificultades económicas por las que atraviesa el Once Caldas han propiciado la venta de un 80% de su propiedad, que ha pasado a manos de la compañía Kentworth de la Montaña.

Y este cambio en la titularidad del conjunto colombiano ha propiciado un agrio debate en la red acerca de la posibilidad de que, nuevamente, los nuevos propietarios opten por cambiar el nombre al club. La compañía ha abonado cerca de medio millón de euros para lograr hacerse con esa parte del club con el único objetivo de salvar económicamente las grandes dificultades por las que atraviesa. No sería la primera vez que el conjunto recibe apoyo financiero para salvar sus arcas. Pero se da la circunstancias en que, por un motivo u otro, bien sea por acuerdos comerciales bien por los cambios en los años de su fundación, lo cierto es que el club colombiano es uno de las que más alteraciones ha sufrido en el nombre a lo largo de su historia.

Así, el club arrancó con Deportes Caldas y Once Deportivo, dos clubes que dieron paso al germen del Once Caldas actual. De ahí, se cambió el nombre hasta Deportivo Manizales tras la fusión de los dos clubes anteriores, que dio paso posteriormente al Atlético Manizales. A finales de la década de los 50 del siglo pasado pasa a denominarse Once Caldas para pasar, a comienzos de los 70, a ser conocido como Crystal Caldas, por motivos comerciales. En los 90 pasa a llamarse Once Philips y Once Philips Colombiana. En el 94, tras la retirada de Philips como sponsor, se convierte en Once Caldas Colombiana para un año más tarde convertirse en Once Caldas Leona. En el 96 retoma a Once Caldas, nombre con el que permanece hasta ahora, que se plantea la posibilidad de un nuevo nombre. ¿Once de la Montaña, quizás? El tiempo dirá.