Tokio exige más de 125 millones para ser Gold Sponsor

0
  • Los organizadores de Tokio 2020 han dado a conocer su plan de patrocinadores de cara a la cita olímpica
  • Toda firma interesada en ser patrocinador de los Juegos Olímpicos de Tokio deberá desembolsar una cifra que oscilará entre los 8 y los 126,3 millones de dólares, dependiendo de la categoría en la que se englobe

Aunque el Comité Olímpico Internacional ha puesto en marcha una serie de medidas para evitar situaciones como la vivida en Sochi, donde el presupuesto de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 se disparó hasta el punto de superar los 50.000 millones de dólares de inversión y convertirse así en los Juegos Olímpicos, ya sean de verano o de invierno, más caros de la historia, hecho que motivó inicialmente el recelo de potenciales ciudades aspirantes a convertirse en candidatas para los siguientes Juegos, medidas que han comenzado a despertar nuevamente el interés para ser sede olímpica, lo cierto es que los Juegos ya asignados escapan a estos límites lo que está dando lugar a situaciones como la que se puede vivir en Tokio 2020.

Tokio superará ampliamente su presupuesto

En septiembre de 2013, apenas unas semanas después de que Tokio fuera elegida como sede para albergar los Juegos Olímpicos del año 2020, imponiéndose a las otras dos candidatas, Madrid y Estambul, en Marketing Deportivo MD informábamos de una realidad: si bien la candidatura olímpica de Tokio se había presentado con un presupuesto estimado de 5.000 millones de dólares, un presupuesto ridículo si lo comparamos incluso con el que presentaron en su día otras sedes olímpicas o la propia Estambul, que también pugnaba por estos Juegos, con un proyecto valorado de 20.000 millones de dólares, el proyecto de Tokio, que se vanagloriaba de ser uno de los más austeros por tener gran parte de las instalaciones construídas, comenzaba a hacer aguas por su punto fuerte del mismo: precisamente, el económico.

Así, un informe del profesor Bent Flyvbjerg, de la Escuela de Negocios Said de la Universidad de
Oxford, en el que se analizaba el coste de organización de las últimas 16 citas olímpicas desde el año 1960, ponía de manifiesto que la desviación media en los proyectos de esta envergadura rondaba el 179%, una desviación que en Tokio alcanzarían e incluso superarían según Flyvbjerg. Y aunque en Tokio trataban de restar importancia al mismo afirmando que Barcelona 92, pese a las reticencias, se convirtió en el motor que ayudó a España a salir de la crisis de entonces con importantes proyectos a partir de entonces, euforia que el profesor Flyvbjerg contrarrestaba afirmando que no era el mejor ejemplo para defender las inversiones puesto que en el caso concreto de los Juegos Olímpicos de Barcelona, la desviación final del presupuesto con respecto al inicialmente aprobado alcanzó un 417%.

Tokio exige más de 125 millones para ser Gold Sponsor

Ahora, se ha podido conocer el plan de patrocinios de los organizadores de Tokio 2020, un plan que divide a los patrocinadores interesados en tres categorías, Gold Sponsor, Official Partner y Official Supporter, una división que en principio no tendría mayor relevancia de no ser por las cifras que cada una de ellas conlleva.

Así, toda firma interesada en ser Gold Sponsor de Tokio 2020 deberá abonar una cuantía que supera los 125 millones de dólares (concretamente, 126,3 millones de dólares). La categoría de Official Partner se adquiere tras el desembolso de 50,5 millones de dólares mientras que los Official Supporter deberán abonar una cantidad que oscilará entre los 8 y los 25 millones de dólares.  Lo abultado de dichas cifras ha dado pie a los defensores de las teorías del profesor Flyvbjerg, que afirman que sería un intento de la organización de encontrar apoyo económico suficiente para lograr dar viabilidad económica a un proyecto cuyos costes de organización se estarían disparando.