“The Last Game”: los clones sí vencen en Brasil

0
  • De los 8 protagonistas elegidos por Nike para el comercial, tan sólo los brasileños Neymar y David Luiz y el estadounidense Howard han confirmado el pase a octavos
  • Entre eliminados, lesionados y no clasificados, la campaña de Nike ha visto como la realidad del Mundial le ha hecho un flaco favor a su exposición a través de la misma

Apenas un par de días antes del inicio del Mundial de Brasil 2014, la firma norteamericana Nike ponía el colofón a su estrategia para dicho campeonato, parte final de su campaña Risk Everything con las que los de Oregon asombraron al mundo con un espectacular spot que reunía a los principales embajadores de la compañía.

Así, cuando todo hacía indicar que no podía haber nada más que pudiera realzar la campaña de Nike, los norteamericanos se sacaron el último conejo de la chistera con otro no menos espectacular corto de animación, The Last Game, donde ocho importantes embajadores de la marca se enfrentaban a un ejército de clones de un perverso científico y que no sólo batió récords en redes sociales (ya cuenta con más de 52 millones de reproducciones en Youtube ) sino que se comió literalmente a la campaña de Samsung con su Galaxy 11.

Sin embargo, el destino no ha querido ser tan complaciente con la marca del swoosh y ha deparado una realidad bien distinta a la que Nike modela para los protagonistas en su film, realidad que a buen seguro puede pasar factura a la exposición de los norteamericanos durante el Mundial.

8 protagonistas y sólo 3 continúan en Brasil 2014 una semana después de su inicio

Mala suerte, simple coincidencia o broma macabra del destino, que nuevamente vuelve a poner de manifiesto que nadie decide cómo escribe su futuro más que él. Ni siquiera la todopoderosa Nike. Nike convirtió en protagonista del corto a ocho de sus principales embajadores dentro de la firma en el mundo del fútbol, una elección que ha provocado que apenas en una semana de competición, de los ocho tan sólo los dos jugadores brasileños, Neymar Jr y David Luiz, y el norteamericano Howard continúen cómo gran apuesta de Nike en la competición.

El resto de integrantes que protagonizaron dicho corto de animación han protagonizado estos apenas primeros diez días de competición pero en un sentido que para nada hubiera sido el que habría querrido Nike para ellos, para sus intereses y para la vigencia de su spot, que en ese tiempo, los diez días de competición que se han disputado en Brasil 2014, ha visto cómo ha quedado fuera de sitio con la eliminación de sus principales protagonistas.

Una elección nada casual por parte de Nike

Mucho se ha hablado en estos días, desde que se lanzó el corto, de los ocho jugadores elegidos por Nike para protagonizarlo, una elección que, más allá de las críticas y criterios encontrados acerca de su conveniencia o no de haber elegido a estos, comprobamos que no es para nada casual. En cada uno de los ocho embajadores seleccionados, Nike ha impregnado un mensaje con claros destinatarios.

Andrés Iniesta: Uno de los grandes embajadores que tiene la multinacional Nike. Era evidente que Nike quería que estuviera presente en el film algún representante de la actual (todavía) Campeona del Mundo, España, una selección que no olvidemos viste adidas. La incursión de Iniesta suponía un doble mensaje: por un lado, garantizarse la presencia del jugador más mediático probablemente de la selección española tras ser el autor del gol que le dio el Mundial a España en Sudáfrica. Por otro lado, un envenenado mensaje con destino a adidas: “tenemos al mejor jugador de España y lo utilizamos en una campaña Nike”.  Sin embargo, al igual que en el caso de Ibrahimovic, ha sido muy criticado el hecho de haber elegido la equipación del FC Barcelona para el spot en lugar de un modelo parecido a los colores de España. El motivo estaba claro: Nike podía haber optado por ese modelo parecido al de España (recordemos que viste adidas) pero ha preferido utilizar la equipación del FC Barcelona (club Nike) quizás también consciente de que el revuelo que en este sentido se iba a generar aseguraría una importante exposición de Nike tanto para el corto como para la equipación del Barça. Para desconsuelo de Nike, España ha quedado apeada del Mundial a las primeras de cambio, sin superar ni tan siquiera la primera ronda.

Wayne Rooney: Uno de los principales embajadores de la marca y con el que en Nike pretendían dar realce a una de sus grandes apuestas para este Mundial: la selección inglesa de fútbol, con la que se hizo tras el proceso de venta de Umbro a Iconix Brand y en la que tenía depositadas grandes esperanzas para avanzar en el torneo. De hecho, la inglesa ha sido una de las camisetas más vendidas en estos diez primeros días de competición en Brasil 2014. Sin embargo, al igual que en el caso de España, la rápida eliminación del torneo ha supuesto un importante descalabro en la estrategia que Nike tenía preparada para la selección inglesa.

Franck Ribery: Uno de los grandes cracks de Nike llamado a hacer grandes cosas en este Mundial de Brasil 2014. En una selección, la francesa, igualmente importante para Nike tras arrebatarle la misma a su gran rival adidas tras la disputa del pasado Mundial de Sudáfrica 2010, el jugador galo estaba llamado a ser uno de los grandes baluartes tanto de la selección francesa como de la firma norteamericana. Pero una inoportuna lesión le impidió estar definitivamente en la cita brasileña. Lo inesperado de la misma y la imposibilidad de hacer variar la campaña, ya diseñada y casi culminada por Nike, propiciaron que el jugador apareciera finalmente en The Last Game.

Zlatan Ibrahimovic: La gran ausencia de la multinacional, uno de los daños colaterales de que Portugal y Cristiano Ronaldo estuvieran finalmente en Brasil 2014, recordemos, a costa de la Suecia (adidas) del sueco Zlatan Ibrahimovic. Sin embargo, la firma de Oregon ha trabajado incansablemente para tenerlo presente en el Mundial de Brasil 2014, en una cuidada estrategia con la que activaba Nike la marca Ibrahimovic durante el presente campeonato. Una prueba de ello es la inclusión en las campañas de la compañía del swoosh para el presente Mundial.

¿Cristiano Ronaldo?: Probablemente la baja más importante de producirse finalmente. El santo y seña de Nike dentro del mundo del fútbol, el contrapeso ideal de los norteamericanos para hacer frente al buque insignia de adidas, Leo Messi, está a un paso de quedar eliminado junto con su selección del Mundial de Brasil 2014, después del empate cosechado por su selección ante Estados Unidos que le abocan a realizar un milagro en forma de goleada en la última jornada y depender de resultados de terceros para continuar en la competición. Sin duda alguna, la baja más significativa e importante de Nike que motivará a la multinacional norteamericana a volcarse sobre el que está llamado a ser el sustituto del portugués en el mundo del fútbol a nivel de marketing deportivo: el brasileño Neymar.

Howard: Uno de los tres supervivientes de The Last Game en el Mundial. Su elección tampoco es casual. Un guiño de los norteamericanos a su país natal y al pujante soccer en USA como medio para consolidar un deporte poco extendido aún en tierras norteamericanas a través de la MLS y donde adidas gobierna gracias al acuerdo con la organización. Muy probablemente, Nike hubiera apostado porque fuera Howard uno de los damnificados a cambio de que cualquiera de los anteriores continuara presente.

David Luiz: El segundo brasileño en el anuncio y otro de los que continúan en el Mundial con Brasil. Su presencia sólo la explican los expertos desde un doble punto de vista: por un lado, reforzar la posición de Brasil como país organizador y una de las grandes apuestas a nivel de selecciones nacionales de Nike uniéndose al país anfitrión. El segundo, y de la misma importancia, un pequeño ataque a adidas, recordemos, patrocinador del club al que pertenece David Luiz, el Chelsea británico.

Neymar: El último cartucho al que se agarrará con fuerza, de confirmarse la eliminación de Cristiano Ronaldo, la multinacional norteamericana Nike. El verdadero as en la manga de Nike para este Mundial, la alternativa a una posible eliminación del portugués antes de tiempo. Sin embargo, es la última gran baza que tiene Nike en caso de que el portugués caiga finalmente eliminado. Un Mundial sin Cristiano Ronaldo ya será un duro golpe para Nike que se volcará desde ese momento en Neymar. Una eliminación del brasileño precipitaría a Nike al borde el abismo en cuanto a resultados dentro del Mundial. Neymar debía protagonizar las campañas de Nike sí o sí.

En definitiva, ocho elecciones, cada una con sus motivos para protagonizar una de las campañas más exitosas de Nike de los últimos tiempos: The Last Game. Sin embargo, el Mundial y el fútbol pueden dejar en aguas de borrajas toda la estrategia de Nike para lo que resta de torneo. Por de pronto 5 de los 8 protagonistas dejarán en la primera fase el torneo. Sólo restan 3. Nike se lo juega todo a una carta: Brasil.