Siguen los problemas para Nike en la NFL

0

No ha entrado con buen pie la gigante Nike en la NFL.

A la espera de que Nike se disponga a presentar sus nuevos uniformes para las franquicias de la NFL, la vida en la NFL sigue desgraciadamente para la firma norteamericana y las presentaciones de estrellas en sus nuevos equipos es una carta que juega muy en contra de Nike, traducida en pérdida de millones de euros por ventas de camisetas y demás merchandising comercial.

Hace poco os conté aquí en MD (Ver Artículo en MD) el enorme enfado que se había llevado Nike con la NFL tras la presentación de Peyton Manning en su nuevo equipo, los Denver Broncos, ataviado con una camiseta del equipo pero del antiguo proveedor de la NFL, Reebok, lo que provocó una desmesurada demanda de camisetas Reebok con el nombre y el número del jugador en su nuevo equipo. Nike se vio superada pues no tenía en esos momentos diseñadas aún los nuevos uniformes que llevarán los equipos tras convertirse en el nuevo proveedor sustituyendo a Reebok.

Sin embargo, las malas noticias siguen llegando para Nike porque hace unos días otro símbolo y crack de la NFL, Tim Tebow, ha sido presentado como nuevo jugador de los Jets de Nueva York, lo que ha provocado otro problema para Nike, que nuevamente ve como es imposible disponer a día de hoy de los nuevos uniformes de esas estrellas en sus nuevos equipos. En este último caso el golpe no ha sido tan pronunciado como el recibido con Manning puesto que el anterior proveedor, Reebok, no dispone ya de material de los Jets de adultos sobre los que implantar el nuevo nombre y número de Tebow, lo que ha llevado a atenuar un poco el problema dentro de Nike, que se ha visto obligada a sacar una camiseta, que no es la oficial del equipo, con el nombre de Tebow y el número a la espalda a la espera de que lleguen los nuevos uniformes.

Todo esto se traduce en un alud de críticas a la gestión de la compañía norteamericana, incapaz de preveer estos acontecimientos y con una planificación para la presentación de los nuevos uniformes estimada para primeros de abril y que hará que no estén en las tiendas hasta finales de dicho mes, planificación a todas luces ineficaz que ha previsto el tema de las presentaciones de los jugadores en sus nuevos equipos. Y no es una cuestión baladí, pues las pérdidas que está obteniendo Nike con estos imprevistos han provocado que alguien, en el departamento de marketing de la entidad, se haya llevado algún que otro tirón de orejas. Y mientras, en la otra orilla, disfrutando de las inesperadas consecuencias del adios a la NFL, Adidas, matriz de Reebok, que ve no sin sorna, como la NFL le hace unos regalos inesperados como agradecimiento a los servicios prestados.

Hay que recordar que la NFL anunció a finales del año pasado que Nike reemplazaría a Reebok como suministradora oficial de los uniformes de los equipos de la liga, y aunque no se han desvelado cuantías, se estima que el importe final alcanza los 35 millones de euros al año.